La información económica de los líderes

El acuerdo con los acreedores dispara la cotización de DIA

La cadena de supermercados recibe una inyección de 490 millones de euros

Archivado en: 

La cotización de DIA se ha disparado hoy cerca de un 12 % en el comienzo de la sesión, tras informar al mercado de que ya cumple con las condiciones que permiten activar el acuerdo alcanzado con sus acreedores financieros para contar con una estructura de capital viable a largo plazo.

En su primera hora de cotización de DIA en Bolsa, los títulos de la compañía han pasado de venderse al cierre de ayer 51 céntimos a hacerlo en el entorno de 58 céntimos, precio que no alcanzaba desde hace más de un mes.

Los inversores han reaccionado de forma positiva ante el anuncio de DIA, que acaba de recibir una inyección de 490 millones de euros divididos en dos préstamos participativos concedidos por su mayor accionista, el magnate ruso Mijaíl Fridman, que se recuperarán en una ampliación de capital que se prevé lanzar próximamente.

Según ha informado la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Fridman -máximo accionista de DIA con el 69,76 % de las acciones, tras completar con éxito su opa- ha concedido dos préstamos participativos a la sociedad por valor de 40 y 450 millones de euros, respectivamente, a recuperar en una ampliación de capital que se prevé lanzar próximamente.

De esta cifra, 306 millones se transferirán mañana, día 19, e irán destinados “a repagar los bonos que vencen el 22 de julio de 2019”, y los restantes 184 millones ya se han ingresado en las arcas del grupo, lo que aliviará su delicada situación de liquidez.

La inyección permite a DIA recuperar el equilibrio patrimonial y salir, por tanto, de la “causa de disolución”.

De esta forma, los responsables de DIA han asegurado que ya es efectivo el pacto alcanzado con sus acreedores financieros; el 20 de mayo se firmó un acuerdo de principios para evitar “in extremis” que la cadena de supermercados se viera abocada al pre-concurso de acreedores, aunque el consenso sobre el documento definitivo no llegó hasta un mes más tarde, el 25 de junio.
En este último documento se dio al grupo hasta el 15 de julio para cumplir todas las condiciones requeridas y poder así activar el acuerdo, aunque esta misma semana se prolongó el plazo hasta el 19 al no haberlo conseguido.

El cumplimiento del resto de condiciones acordadas con sus acreedores hace efectivo el acuerdo alcanzado con estos el pasado 25 de junio que recoge una inyección global de 871 millones de euros, además de aplazar el vencimiento de toda su deuda hasta marzo de 2023. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter