La información económica de los líderes

Garamendi no descarta la abstención del algún partido en la investidura

El presidente de la CEOE se muestra dispuesto a negociar con los sindicatos algunos aspectos de la reforma laboral

Archivado en: 

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, aún confía en que algún partido -en alusión al PP o Ciudadanos- pueda abstenerse y facilitar un Gobierno moderado que dé estabilidad al país “ahora o igual en septiembre, como en el cole”.

En una entrevista con Efe, Garamendi pide para ello “más responsabilidad y altura de miras” a los líderes políticos y advierte del hartazgo de la ciudadanía con la clase política. “Estamos en condiciones de pensar que algún partido pueda abstenerse”, reconoce Garamendi, que recuerda que “no llevamos diez meses de inestabilidad, sino desde 2015″. Por ello, pide a los responsables políticos más responsabilidad y altura de miras. “Pensar en nuestro país y nada más”, reclama.

Para la patronal, lo mejor para las empresas y para la economía española sería un Gobierno de centro-izquierda moderado, con el que abordar los nuevos retos de la globalización, como la digitalización o el medioambiente. Otra opción es un Gobierno monocolor, dice Garamendi, sustentado “con apoyos, en el sentido de abstenciones de otros partidos”, algo que confía en que suceda “ahora o igual en septiembre, como en el cole”.


Insta a los políticos a “pensar en nuestro país, más responsabilidad y altura de miras”


“Un Gobierno más moderado daría más estabilidad al país”, es la respuesta del presidente de la CEOE ante la posibilidad de que PSOE forme ejecutivo con Podemos. No obstante, considera que las posiciones de la formación morada son “legítimas” y añade que la patronal “jugará el partido en el campo que les toque”, siempre con “lealtad institucional”. “Los extremos no nos gustan”, dice tajante el dirigente patronal al ser preguntado por la irrupción de Vox en el panorama político español.

Garamendi asegura que está dispuesto a sentarse a negociar con los sindicatos para “mejorar” determinados aspectos de la reforma laboral, como la prevalencia de los convenios, la ultraactividad y la subcontratación.

“El no es no, a mi no me va”, sentencia Garamendi preguntado por si la patronal estaría dispuesta a ceder ante los cambios que reclaman los sindicatos en aras de un acuerdo que les permita avanzar en la modernización del mercado laboral español.

Ante los reclamos de CCOO y UGT de acabar con la prevalencia del convenio de empresa sobre el sectorial, recuperar la ultraactividad de los convenios y atajar la subcontratación abusiva, Garamendi recuerda que “del cero al cien, hay puntos medios, puntos de unión, y hablando se entiende la gente”.


Reconoce que la subida del salario mínimo no ha afectado a las empresas


“Creo que tenemos espacio y margen para poder hablar y negociar“, asegura el presidente de la CEOE, que subraya que sigue trabajando tanto con el Gobierno como con los sindicatos y que “dentro de poco podremos anunciar cosas”.

El líder de la CEOE destaca que el diálogo social no se ha detenido en ningún momento, pese a la parálisis política, y que en el día a día la sociedad sigue trabajando, porque “la paz social es la mejor infraestructura que tiene el país”.

Garamendi pone en valor el diálogo social como base para cualquier acuerdo y critica que tanto la subida del 22,3 % del salario mínimo interprofesional (SMI) este año, como la implantación del registro de jornada, se hayan realizado al margen de la negociación.

Garamendi reconoce que la subida del SMI prácticamente no ha afectado a las empresas que representa, sino a “aquellos que no saben que son empresarios”, ya que ha impactado más en el empleo doméstico y en las ONG, así como en el sector agrario.

Sobre una nueva subida del SMI en 2020 hasta los 1.000 euros, tal y como reclaman los sindicatos, advierte de que será posible en sectores y empresas “que generan valor añadido” y demandan personal.

Sobre el registro horario, reconoce que si el Gobierno “hubiera tenido más calma y lo hubiera dejado al diálogo social se podría haber implementado la norma de forma más razonable”. “Yo no estoy diciendo que no se paguen las horas extra”, dice Garamendi.

Para la CEOE, la conciliación y el teletrabajo son elementos en los que hay que profundizar más, son objetivos compartidos por patronal y sindicatos, pero “hay que ver cómo lo hacemos”. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter