Puig propone una conferencia para proteger al cítrico mediterráneo

Considera que la crisis del cítrico es compleja y hay que abordarla desde la complejidad y de forma proactiva

Durante su encuentro con la comisaria de comercio internacional de la UE, Cecilia Malsmtröm, el president de la Generalitat ha propuesto la creación de una conferencia de ámbito europeo paea proteger al cítrico mediterráneo en su conjunto.

“Necesitamos que haya un planteamiento general de defensa de la agricultura mediterránea”, ha afirmado Puig, que ha subrayado que “se necesitan soluciones integrales más allá de Mercosur” puesto que “el sector de los cítricos se ve acosado por distintas cuestiones”.

Puig ha realizado estas declaraciones tras la reunión que ha mantenido con Malsmtröm y el vicepresidente de la Comisión  y comisario de Empleo, Inversión y Competitividad Jyrki Katanien, en la que se han tratado las consecuencias del tratado comercial UE-Mercosur.

Para el president, una iniciativa de este índole promovida por la Comisión podría derivar en una alianza entre países con problemas comunes. Ha añadido que se precisa una mirada amplia para abordar los problemas de forma integral: desde el veto ruso a la entrada de producción sudafricana que ha calificado de “competencia desleal objetiva”.


Puig exige una mejora en la inspección aduanera  de los productos agrícolas que llegan a Europa a través del puerto de Rotterdam


Otro aspecto que preocupa a Puig es la vigilancia aduanera en el puerto de Rotterdam, por donde pasa una gran parte de los productos agrarios al continente. En su opinión, “no hay suficiente vigilancia”, lo que pone en riesgo la reciprocidad entre países importadores y exportadores y pone en peligro el cumplimiento de las garantías fitosanitarias y de seguridad alimentaria. “Se necesita más inspección para que nadie haga trampas”, ha añadido.

Por otro lado, ha considerado que el sector cítrico necesita “no solo campañas defensivas” sino “proactivas en el consumo interno y externo”, para lo que propugna campañas en defensa del cítrico.

En cuanto al acuerdo con Mercosur, Puig espera conocer a principios de la próxima semana el contenido completo del tratado. Sin embargo, la primera impresión es que será beneficioso para sectores industriales, concretamente para textil, calzado o cerámica, mientras que el sector agrario puede quedar afectado.

El president cree que en el periodo de dos años que se abre para su aprobación por parte de la Comisión y la ratificación del Parlamento, hay tiempo de rectificar los aspectos negativos que puedan producirse en el sector agroalimentario.

Suscríbete a nuestra newsletter