Previa a la visita a Bruselas

Puig se marcha a Bruselas tras atender la disparidad entre CEV y CCOO por Mercosur

La patronal valenciana reclama mismas condiciones y asegurar tanto los controles de calidad como los fitosanitarios

Archivado en: 

reunión que ha mantenido Ximo Puig con el presidente de la CEV y los delegados de UGT y CCOO en la Comunitat. | E3

Posturas dispares a cuenta de Mercosur. El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha mantenido una reunión con el presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana, Salvador Navarro, y los secretarios generales de CCOO-PV, Arturo León, y de UGT-PV, Ismael Sáez y de ella, se lleva dos posturas diferentes.

Por un lado, el presidente de la CEV, Salvador Navarro, se ha mostrado a favor del acuerdo entre UE y Mercosur, aunque con reservas respecto a los controles y por otra, Comisiones Obreras a través de su secretario general, Arturo León, se ha posicionado en contra. Así Puig se reunirá con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, para tratar el acuerdo comercial alcanzado entre la Unión Europa y Mercosur con el objetivo claro de defender la calidad y los controles a los que ahora son sometidos los productos europeos, entre ellos, los valencianos.

La patronal, vigilante

Por un lado, la CEV considera que el acuerdo comercial alcanzado “impulsará la actividad económica de la Comunitat Valenciana” en términos generales; pero ha trasladado a Puig la necesaria “vigilancia y cumplimiento de los estándares europeos en lo referido a la seguridad sanitaria y fitosanitaria”.

El acuerdo UE-Mercosur aportará ventajas para las empresas, a través de la reducción o eliminación de aranceles, la simplificación de los procedimientos de aduanas, la protección de los derechos de propiedad intelectual, la mejora de las barreras para los proveedores de servicios y la apertura de las contrataciones públicas”, ha afirmado Navarro.”No obstante, y en aras de garantizar la defensa de los intereses de los consumidores, así como de las ramas y sectores económicos más sensibles —entre los que destacan el cítrico, arroz y el cárnico“, se ha señalado desde la patronal valenciana.

Por su parte, el secretario general de CCOO PV ha manifestado que el acuerdoperjudica a los intereses del campo valenciano, en particular a los cítricos, al arroz y a la apicultura. Especial incidencia tendrá en los preparados de la fruta, ya que no establece los requisitos de carácter fitosanitario y posibilitaría la utilización de pesticidas, glifosato y otros compuestos prohibidos en el ámbito europeo”.

Para León, “se trata de un acuerdo opaco, que no preserva los derechos laborales, que no mantiene los requisitos de la producción y que perjudicará el medio ambiente”. Comisiones Obreras considera que, de acuerdo con el pronunciamiento de la Confederación Europea de Sindicatos y de la plataforma de sindicatos del cono sur de américa, no comparte lo sustancial del tratado comercial suscrito. No lo hace por varios motivos, por la falta de transparencia en la negociación y por la determinación de sus contenidos que, tras 20 años de negociaciones, se suscribe de manera precipitada, sin que se haya constituido todavía el Parlamento Europeo.

Suscríbete a nuestra newsletter