El festival concluyó ayer

El IVC considera la 2ª edición del festival Polirítmia “un indudable éxito de público”

Más de 400 personas han asistido a cada uno de los conciertos que han tenido lugar en la plaza del Patriarca de València y en el Palau de la Música

Polirtimia

Uno de los conciertos celebrados en la Plaza del Patriarca dentro del festival Poliritmia. | E3

El Instituto Valenciano de Cultura (IVC) ha valorado como un “indudable éxito de público” la segunda edición del Polirítmia, el festival de músicas y danzas mediterráneas que ha utilizado varios espacios de la ciudad de València durante la semana del 1 al 7 de julio.

Más de 400 personas han asistido a cada uno de los conciertos que han tenido lugar en la plaza del Patriarca de València, como el de Eliseo Parra y Las Piojas en Costura, el viernes 5; el de Botifarra y Ahmed Touzani, el sábado 6, o el de Sis Veus, el domingo 7, que cerraba la programación. Por lo que respecta al concierto de 12 horas de duración que tuvo lugar el domingo 7 en la sala Atri dels Bambús del Palau de la Música, y que también se pudo disfrutar en streaming, tuvo un flujo de asistencia de cerca de 150 personas.

Polirítmia es un festival innovador que conjuga las vertientes lúdica y formativa, y ofrece, por una parte, espectáculos musicales y de danza y, por otra, conferencias y cursos dirigidos al profesorado, tanto a maestros como a profesores de ESO, de conservatorio o también para el sector profesional de la música.

Además del IVC, en la organización del festival han participado la Universitat de València (UV), la Diputació de València, el Ayuntamiento de València y el Cefire, la rama artística del Servicio de Formación del Profesorado de la Consellería de Educación, Investigación, Cultura y Deporte.

Rafel Arnal, coordinador de la formación impartida durante el festival y también director artístico, ha destacado que esta segunda edición ha servido para consolidar el modelo formativo combinado con la difusión de músicas y danzas mediterráneas a través del programa de conciertos: “Tanto la asistencia a los conciertos como la formación se han visto ampliadas muy considerablemente respecto al año pasado, y eso quiere decir que tanto el profesorado como el público ya relacionan la entrada del verano en València con la semana del Polirítmia”.

También ha destacado la importancia de la presencia de nombres internacionales tanto en el cartel de conciertos como en el de la formación: “El Polirítmia debe servir de espacio desde donde hacer pedagogía, y hacer patente la gran proximidad y también las diferencias entre nuestras músicas y danzas de raíz con las de las diferentes corrientes musicales del Mare Nostrum, así como también las singularidades y las interconexiones que hay entre ellas y sus múltiples posibilidades de fusión”.

Por último, ha señalado la necesidad de hacer crecer el festival el año que viene y ampliar las actividades que ofrece a otros lugares del territorio, desde Vinaròs hasta Orihuela, para que todo el mundo pueda disfrutar del Polirítmia.

Suscríbete a nuestra newsletter