La información económica de los líderes

11º Congreso de la Innovación

“Potenciar la innovación implica aumentar los riesgos y esto puede ser un freno”

Empresarios señalan a la innovación como un elemento esencial pero apuntan a los riesgos que pueden derivar de esta en caso de fracaso

Mesa de debate organizada ayer en el 11º Congreso de la Innovación.

El ideario imperante en el mundo empresarial señala a la innovación como elemento esencial para adaptarse a los, cada vez más rápidos, cambios que se producen en las sociedades y garantizar la supervivencia de las compañías. Sin embargo, ¿cuál es el coste de innovar? ¿Qué reticencias existen? Y, sobre todo, ¿qué pasa si fracasamos? Estas cuestiones fueron tratadas ayer en la mesa ‘La innovación como palanca de transformación y crecimiento’ organizada ayer en el 11º Congreso de la Innovación del Club para la Innovación de la Comunitat Valenciana.

“Necesitamos de forma imperativa transformarnos, y lo estamos haciendo a marchas forzadas”, expuso Eric Bacourt, CEO del Grupo Hinojosa. Señaló que frente a la necesidad de adaptarse a los cambios, lo principal es centrarse en aquellas áreas “de roce con el cliente” y si la innovación no consigue resultados en el corto plazo puede generar reticencias ya que “los humanos somos reacios al cambio”.

Apuntó que “innovar significa asumir riesgos y en ocasiones fracasar. Si los asumimos y no da resultados rápidos puede ser un freno”. Pese a ello, defendió que “el éxito es un vector de fe” y que por ello hay que “crear ámbitos protegidos para favorecer los nuevos negocios que surgen”. Se refiere Bacourt a los proyectos que surgen fruto de la innovación.

Por su parte, José Luis Vilar, CEO del Grupo Gimeno, expresó que “la innovación ofrece muchas posibilidades” y que frente a la revolución tecnológica que afecta a todas las compañías, “no se trata solo de innovación, sino de transformación. Es algo integral que afecta a todas las áreas”. A su vez, recalcó que “hay que convertir la innovación en negocio” y que “no hay que pensar en un posible fracaso”.

Frente a las posibles reticencias que puedan existir dentro de una empresa, Vilar expone que se debe “incentivar” a la plantilla para que “se sumen” a la innovación. “En lugar de tener miedo al fracaso, hay que conseguir que los empleados tengan celos del compañero que lo está haciendo bien”, resaltó el CEO de Grupo Gimeno.

En la misma línea se expresó Javier García, vicepresidente ejecutivo de Hoteles Costa Blanca, quien señaló que la innovación es clave para el sector en el que trabaja. “El reto para el sector turismo es que no puede competir por costes, debe hacerlo por diferenciación”. Añade que existen “pocas vías” para competir en turismo que “no pasen por la innovación”.

Explicó durante el debate algunas prácticas que lleva a cabo su compañía como buscar nuevos nichos de mercado. “Existe una tendencia de recolectar con la naturaleza”, expuso y comentó que Hoteles Costa Blanca está apostando por los campings los cuáles quieren convertir en resorts.

Por último, Salvador Herrando, CEO de Nexus, apuntó, frente a las posibles reticencias que puedan surgir frente a procesos innovadores que “hay que tener en cuenta el impacto que va a tener” y mantener informada a la plantilla para que “no se sienta amenazada”. Señaló que es importante garantizar “la calidad del proyecto” porque volver a intentar otro similar tras un fracaso “es imposible”.

Suscríbete a nuestra newsletter