A través del proyecto Pathfinder Aelclic, patrocinado por EIT-Climate-KIC

La UPV y Las Naves coordinan un plan de adaptación de la huerta al cambio climático

La primera fase del proyecto consiste en crear una red de trabajo local para definir conjuntamente este plan

| E3

Un equipo formado por investigadores de la Universitat Politécnica de València (UPV) y el centro de innovación Las Naves del Ayuntamiento de València ha puesto en marcha el proyecto Pathfinder Aelclic (acrónimo inglés de Adaptation of European Landscapes to Climate Change) para definir un plan de adaptación de la huerta valenciana al cambio climático. El objetivo del proyecto, patrocinado por la plataforma europea del EIT-Climate-KIC durante el año 2019, es crear un grupo de redes de trabajo regionales y locales para co-definir planes de adaptación al cambio climático en 16 paisajes europeos. La huerta valenciana ha sido el elegido como paisaje piloto líder de la zona del suroeste europeo.

El proyecto, que incluye a València, Tenerife, Oporto y Cataluña, está coordinado por Francisco Galiana, profesor de L’Escola Tècnica Superior d’Enginyeria Agronòmica i del Medi Natural (EAMN).

La primera fase consiste en crear una red de trabajo local para definir la estructura de un futuro Plan de Adaptación del Paisaje de la Huerta Valenciana al Cambio Climático. Esta red  o consorcio estará integrada por las instituciones o autoridades locales, organizaciones civiles, actores económicos y sociales (empresas del sector agroalimentario, turístico, etc..) e instituciones académicas o de investigación, que tengan interés en participar en el proyecto.

Para ello, el equipo de investigación organizó un taller el pasado 17 de junio, en el que se convocó a diferentes entidades relacionadas con la huerta de València y Alboraya para presentarles el proyecto y la agenda de trabajo. Las entidades identificaron los valores de la huerta valenciana y los efectos que tendrían sobre ella algunos posibles escenarios de cambio climático, previamente identificados y presentados por la organización del proyecto. Además, los actores identificaron oportunidades de actuación para prevenir esos potenciales efectos, así como posibles impedimentos para estas soluciones.

En septiembre, se presentarán los resultados del primer taller, se definirá la estructura y el contenido del plan de adaptación de la huerta al cambio climático y se identificarán los recursos y las fuentes de financiación para desarrollar el plan, que incluiría estrategias políticas, acciones piloto e iniciativas a nivel local y regional para promover la adaptación al cambio climático.

Suscríbete a nuestra newsletter