Consell Valencià de Cultura

El CVC advierte de la “invisibilidad” de la mujer en el sector tecnológico

Las mujeres representan el 57% de los estudiantes de Ciencias Sociales, el 68% de Ciencias de la Salud, el 61% de Artes y Humanidades y solo el 29% de Ingeniería

Archivado en: 

El Consell Valencià de Cultura advierte sobre la “invisibilidad” de la mujer en el sector científico-tecnológico y propone medidas como la formación desde la infancia y una mayor sensibilidad de las empresas, con contrataciones mediante currículos “ciegos” para evitar la elección en función del género.

Así se recoge en el informe “Mujeres y Tecnología”, elaborado por esta entidad y aprobado en el pleno ordinario que ha celebrado este martes, que se añade a las denuncias que el CVC realiza de forma reiterada desde 2012, para alertar sobre la “persistente desigualdad” entre hombres y mujeres en diferentes ámbitos sociales y económicos.

Según datos del Ministerio de Educación de 2016, señala el informe, las mujeres representan el 57% de los estudiantes de Ciencias Sociales y Jurídicas, el 68% de Ciencias de la Salud, el 61% de Artes y Humanidades y solo el 29% de Ingeniería.

Además, en las llamadas TIC (tecnologías de la información y la comunicación), atendiendo a los datos comparativos de la Unión Europea a través de Eurostat, las mujeres representan el 17% de los estudiantes (2016), pero en España esta cifra alcanzaba solo el 12,7%.

Así, indica que en España se está reduciendo el número de personas que optan por estudios tecnológicos, universitarios y superiores no universitarios, una brecha que se incrementa desde el punto de vista de género, ya que “disminuyen las personas con estudios tecnológicos en general, pero particularmente cuando son mujeres”.

“Una situación preocupante para nuestro país, que puede ver disminuido su potencial económico, social y de conocimiento, en un mundo altamente tecnológico”, añade.

El Consell Valencià de Cultura concluye además que la mujer “utiliza las tecnologías de la comunicación, pero no participa de su desarrollo y creación”, y advierte de que la presencia de la mujer en las TIC, en todas las áreas y categorías profesionales, apenas ha aumentado en casi 20 años, en una tendencia “universal” a la masculinización de los estudios STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas).

Ahora bien, frente a esta situación destaca el “alto grado de conciencia” que existe en el conjunto de universidades valencianas, sobre la necesidad de trabajar en revertir esta ausencia de la mujer en estos estudios.

Por todo ello recomienda “insistir en la importancia de la educación de la infancia”, tanto en la enseñanza escolar como en el seno de la familia, y atender a la formación en materia de género, especialmente a partir de los 8 años, cuando “se consolida el rechazo por parte de las niñas a la tecnología”.

Destaca también la importancia de “visibilizar” el trabajo realizado en la ciencia y la tecnología a lo largo de la historia, tanto en los programas educativos, como los libros de texto, prácticas específicas o talleres, y en aplicaciones y videojuegos.

“La ESO, la Formación Profesional y las Universidades públicas y privadas, así como los Centros e Institutos de Investigación, deben continuar con la labor iniciada en las familias y escuelas, no dando por supuesto que el problema se limita a la educación primaria que sólo será una buena base”, añade el informe.

E insta a una mayor “sensibilidad de las empresas y empresarios” que facilite la contratación de mujeres especializadas en tecnología, con medidas como que la selección se realice mediante currículos “ciegos”.

Por otro lado, todos los miembros del CVC han mostrado en el pleno su interés por adherirse, de forma voluntaria, al Código de Buen Gobierno de la Generalitat, que hasta ahora solo habían firmado el presidente, Santiago Grisolía, y el secretario de la entidad, Jesús Huguet. EFE

Suscríbete a nuestra newsletter