La información económica de los líderes

Informe de Medio Ambiente en la Comunitat Valenciana

Los árboles valencianos acusan la defoliación por culpa de las sequías y la procesionaria

Las poblaciones de árboles protegidos sufren un declive desde 2012, pero la superficie forestal muestra una clara tendencia al alza, especialmente la de pinos.

Bosque valenciano. | Foto: E3

La salud de los árboles valencianos empeora y las poblaciones de las especies amenazadas decaen en los últimos años debido a los periodos de intensas sequías. Así lo confima el Informe de Medio Ambiente en la Comunitat Valenciana elaborado por la Generalitat, que también registra, no obstante, un aumento significativo de los pinares en la región.

Según el documento, las poblaciones analizadas por el Sevicio de Vida Silvestre en 2017 no mostraron una tendencia global dominante, ya que las especies que exhiben una tendencia estable o que tienden al incremento suman el 42,1%, frente al 43,4% de las que muestran declives moderados o fuertes.

Sin embargo, si se extiende el análisis a la evolución entre 1995 y 2017, sí que se observa una tendencia general: el índice de población para las 102 especies protegidas de flora estudiadas refleja una evolución creciente hasta los años 2013 y 2014, momeno en el cual se produjo un fuerte declive como resultado de la sequía extraordinaria padecida en ese periodo.

A partir de 2015 tuvo lugar una ligera recuperación que fue interrumpida de nuevo en 2016 con una nueva caída de población fruto de las deficiencias hídricas de ese año. En 2017 se ha producido una nueva recuperación similar a la de 2015.

evolucion-poblaciones-arboles

Tendencias poblacionales en las 76 especies de flora objeto de análisis entre 1995 y 2017. Fuente: Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural

Por otro lado, del total de hectáreas que constituyen la superficie forestal valenciana, 754.000 son de superficie arbolada, lo que supone poco más del 60%. Los datos de los Inventarios Forestales muestran una tendencia al alza de la superficie forestal que se debe, según el informe, al abandono de superficies de cultivos agrícolas y a la colonización de estas áreas por especies forestales. Además, se observa un avance de las formaciones arboladas, lo cual favorece que las superficies forestales sean más densas.

Pese a las recientes sequías, el panorama actual con respecto a los años 60 y 70 muestra un territorio mucho más forestal y con mayor cantidad de arbolado, principalmente en la provincia de Castellón. En la de Valencia, sin embargo, el incremento de la superficie arbolada entre los dos últimos inventarios es discreto en comparación con las otras provincias. Tal y como subraya el informe, el impacto de los extensos incendios de la década de los noventa en esta provincia provoca que la colonización arbórea en sus bosques sea mucho más lenta.


La superficie ocupada por pinares se ha duplicado en los últimos 40 años en las provincias de Alicante y Castellón

Los nuevos ecosistemas que se están creando a costa de los terrenos no arbolados son fundamentalmente pinares, ya que “se trata de taxones omnipresentes en los paisajes de la región”, por lo que tienen mayor capacidad para colonizar amplias zonas no arboladas. El informe revela que en las provincias de Alicante y Castellón la superficie ocupada por pinares de Pinus halepensis se ha duplicado en los últimos 40 años.

En el caso de las masas de frondosas (robles, encinas y alcornoque), también están aumentando su presencia. En términos relativos, además, a un mayor ritmo que las coníferas.

La salud de los árboles valencianos empeora

Tal y como se desprende del informe, el muestreo de 2017 en la CV en el marco del Inventario de Daños Forestales de España indica un incremento de la defoliación respecto a 2014, tendencia ya observada en el ejercicio 2016. Durante el año 2017, un 38,4 % de los árboles muestreados presentaron más del 25% de defoliación. Este dato contrasta con el 17,8% para este mismo rango durante el año 2014.

El informe destaca como principales causas del empeoramiento de la salud de los árboles la sequía (tanto el verano del 2016 como la primavera del 2017 fueron excepcionalmente cálidos y secos) y la presencia de insectos defoliadores, fundamentalmente la procesionaria.

defoliación-comunitat

Evolución de los porcentajes de daño por defoliación entre
2014 y 2017. | Fuente: Ministerio de Transición ecológica (Inventario de Daños Forestales en España)

En el año 2017, el 61,6% de los árboles estudiados presentaron un aspecto saludable, frente al 82,2 % de 2014. Por grupos de especie, las coníferas presentaron un 61,1% de arbolado sano en 2017, frente al 83,5% en 2014. En el caso de las frondosas, aunque en menor proporción, también disminuye el porcentaje de arbolado sano, que ha pasado del 71,4 % al 65,3% durante el mismo periodo.

Aumentan los espacios naturales protegidos

La superficie ocupada por espacios naturales protegidos en la región valenciana alcanzó en 2017 casi 981.000 hectáreas, de las cuales 916.000 son terestres y 65.000 marinas. La superficie terrestre con alguna figura jurídica de protección representó casi un 40% del territorio y las tipologías predominantes fueron los parques, con 165.000 hectáreas; las zonas húmedas, con 45.000, los paisajes protegidos, que rebasaron las 37.000 hectáreas; y los parajes naturales, con 31.000.

La cifra total de Parajes Naturales Municipales (PNMs) alcanzó durante el año 2017 los 75 declarados en la CV. 38 de ellos se encuentran en la provincia de Valencia, 21 en Castellón y 16 en Alicante.

parajes-naturales

Evolución del número de Parajes Naturales Municipales declarados de la Comunitat. | Fuente: Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural

En 2017, 114 empresas dispusieron de la licencia para usar la Marca Parcs Naturals de la Comunitat Valenciana, que distingue a los productos naturales o artesanos y actividades de turismo de la naturaleza que se ofrecen en los parques naturales y se identifican “con lo auténtico, lo sano y lo natural”. Además, 450 productos contaron con la certificación.

Crece la población de aves en bosques y urbes, decrece en campos y terrenos arbustivos

Desde 1998 hasta 2017, 51 de las 85 especies más comunes de aves de la CV han experimentado cambios significativos en la evolución media anual de su población. Según los datos analizados en el informe, quince especies muestran un declive, lo que representa un 17,6%. Una de ellas, además, está en fuerte declive. Por su parte, diecinueve están en aumento, de las cuales dos muestran además un notorio incremento. Diecisiete especies se están incrementando de forma moderada, lo que supone un 20%, y otras diecisiete muestran una tendencia estable.

El análisis de la evolución poblacional según las preferencias de hábitat de las especies muestra que las aves más representativas de los medios forestales y urbanos experimentan una evolución positiva en esta zonas. En contraposición, las que habitan típicamente el medio agrícola y arbustivo presentan un descenso de población en sus zonas preferentes.

De los más de 23.000 kilómetros cuadrados de la Comunitat Valenciana, cerca de un 15% se encuentran ocupados por hábitats de interés comunitario (HIC), definidos con esta tipología en las cartografías elaboradas por el Ministerio para la Transición Ecológica y por la Generalitat Valenciana. 19 de los 65 hábitats con esta consideración están catalogaos además como hábitats de interés prioritario.

Suscríbete a nuestra newsletter