Ainia desarrolló el año pasado 184 proyectos de I+D+i en el área de alimentación

El centro tecnológico ingresó el año pasado 14,8 millones en su mayoría procedentes de contratos con la industria privada

Sebastián Subirats da cuenta de los resultados del centro tecnológico ante la asamblea general

Ainia ingresó el pasado año 14,8 millones de euros, de los que 72% provienen de contratación con empresas y el resto de fondos públicos competitivos. El centro tecnológico ha celebrado hoy su asamblea general en la que se ha aprobado el informe de actividades y las cuentas anuales, así como el presupuesto 2019.

Según las cuentas aprobadas, el centro tecnológico invirtió el pasado ejercicio 1,3 millones de euros. “Nuestras cifras de actividad responden a las de una organización comprometida con la innovación, el desarrollo tecnológico y la mejora de la competitividad de los sectores en los que operamos”, ha señalado en su intervención el director general, Sebastián Subirats.

En el último ejercicio, Ainia desarrolló 184 proyectos de I+D+i en cuatro grandes líneas de actividad: Alimentación y Salud; Calidad y Seguridad Alimentaria; Sostenibilidad y Economía Circular y Fabricación Avanzada e Industria 4.0.

Asimismo realizó 200.000 ensayos analíticos y se procesaron 57.000 muestras de producto. En estos momentos Ainia tiene más de 100 ensayos con la acreditación Enac y también dispone del reconocimiento QS, sistema de calidad necesario para el control de frutas y hortalizas exportables a Alemania.

Otra de las áreas de actuación fueron los estudios y actuaciones con consumidores que se elevaron a 428. Ainia tiene registrados más de 40.000 consumidores.

La actividad formativa especializada se resume en 1.583 horas impartidas a 1.329 profesionales de casi un millar de empresas. Además el centro ha realizado 14 seminarios internacionales Better Training for Safer Food, el mayor programa formativo de la Unión Europea con terceros países, dentro del cual Ainia es uno de los agentes con mayor nivel de participación.


Altex, la planta industrial de CO2 supercrítico de AINIA, experimenta una importante demanda de servicios en 2018


Durante 2018 la planta industrial de CO2 supercrítico, Altex, ha incrementado de forma muy notable su volumen de trabajo para empresas nacionales e internacionales de productos farmacéuticos, cosméticos, nutracéuticos o alimentos.

Semillas, extractos vegetales, extractos de uso alimentario, aceites esenciales para cosméticos… han sido los productos más trabajados. Asimismo, la planta ha conseguido las acreditaciones ECO y BIO, lo que le ha permitido ampliar de forma notable la cobertura de servicios que ofrece a la industria.

Ainia ha realizado 64 actuaciones en 25 países fuera de la UE, por lo que su presencia en los cinco continentes queda reconocida con proyectos de I+D internacional, contratos analíticos, actividades formativas, asistencias técnicas y 42 misiones directas e inversas. Destaca especialmente su presencia en tres de las principales ferias mundiales de innovación y tecnología: Nanotec (Tokio, Japón), IFT (Chicago, EE.UU.) y Techinnovation (Singapur, China).

El centro tecnológico cerró 2018 con una plantilla de 209 personas, de las cuales el 67 por ciento son titulados superiores y doctores y el resto personal técnico altamente especializado. En este ejercicio se ha adherido a la Red Española del Pacto Mundial, adquiriendo el compromiso de apoyar y promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible (#ODS).

El Presidente de Ainia, Manuel García-Portillo, ha realizado una valoración muy positiva de la gestión realizada por el director, Sebastián Subirats. Ha añadido que “de la mano de Sebastián Subirats y ahora también con el respaldo en la directora general adjunta Cristina del Campo, Ainia es el centro tecnológico de referencia y su proyecto actual y futuro es clave para el impulso de la innovación en un número cada vez mayor de sectores y en un entorno no solo nacional sino también internacional”.

Suscríbete a nuestra newsletter