La información económica de los líderes

Hacia la sostenibilidad ambiental y el empleo verde

La Generalitat apuesta por una economía circular que convierta los residuos en recursos

El Plan Integral de Residuos de la CV propone un modelo de gestión de residuos que garantice la "reciclabilidad efectiva" y acabe con la acumulación en vertederos

Joan Piquer, director general de Cambio Climático y Calidad Ambiental, en la ponencia inaugural de la jornada 'Residuos y Retos'.

El nuevo Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana apuesta por sistemas de pago por generación de residuos, de recogida selectiva puerta a puerta y por la reducción drástica de los desechos enviados a vertederos para alcanzar los objetivos de “residuo cero” marcados por la Unión Europea. Además, pretende establecer un mayor control de los flujos de los residuos para garantizar una “reciclabilidad efectiva” en pro de la introducción de una economía circular.

Así lo ha expuesto Joan Piquer, director general de Cambio Climático y Calidad Ambiental en la ponencia que ha dado el pistoletazo de salida a la jornada ‘Residuos & Retos. Recursos para el Cambio’ organizada por la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural en colaboración con los Sistemas Colectivos de Responsabilidad Ampliada de Productor (SCRAP) de residuos de envases y aparatos eléctricos y electrónicos.

Joan Piquer ha explicado en su ponencia los retos que tienen ante sí las administraciones públicas en materia de gestión de residuos para lograr la implantación de una economía circular. La reciente actualización del PIRCV marca la transición hacia un nuevo modelo acorde con las directivas europeas que priorizan la prevención en la generación, la reducción en origen, la preparación para la reutilización y el reciclado de calidad.

Implantación de recogida selectiva

El plan contempla la recogida selectiva tanto en el ámbito municipal como en centros públicos y privados de toda índole y la aplicación de la misma a productos como los de higiene íntima y textiles. También la recogida selectiva de biorresiduos en origen, una propuesta de ámbito autonómico que busca disminuir a menos del 10% los residuos destinados a vertedero y aumentar el rendimiento y vida útil de las materias.

“Una recogida selectiva en origen más virtuosa o una generación diferente de este tipo de materiales generaría un valor añadido”, sostiene Joan Piquer, que también ha hablado de la necesidad de generar industria para el uso de los residuos reciclados. “Hay que generar salidas para estas materias”, afirmaba, apuntando la perspectiva de abandonar la visión de los residuos como desechos para empezar a verlos como recursos.

El nuevo plan descarta definitivamente los proyectos de macroplantas o macrovertederos en la Comunitat Valenciana. En este sentido, Piquer ha señalado que hay que erradicar el problema del almacenaje de residuos peligrosos, que, tal y como afirma, “en la Comunitat Valenciana es excesivo”.

contenedores-residuos

Contenedores

Generación de empleo

El secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Fran Quesada, ha destacado la generación de empleo que supone el nuevo modelo de gestión de los residuos y de economía circular, ya que el nuevo PIRCV prevé la obligatoria implantación de 482 educadores ambientales en municipios (62 en la provincia de Castellón, 180 en Alicante y 240 en Valencia).

El secretario autonómico ha señalado que tales ejemplos “son muestra del potencial de nuevos puestos de trabajo que se pueden generar con una gestión responsable de los recursos contenidos en los residuos”. “Antes que medidas coercitivas hay que ir a la prevención, a evitar que se produzca el desecho”, señala Joan Piquer.

A estos puestos hay que añadir los 40 empleos de la nueva planta de tratamiento de envases ligeros de Benidorm y los más de 500 puestos indirectos generados en la industria valenciana proveedora de maquinaria de clasificación y compostaje.

Impulsar el compostaje

Precisamente el compostaje es una de las técnicas de revalorización de residuos que se pretende favorecer en detrimento de lo biodegradable, ya que “hay una diferencia técnica muy importante entre ellas”, afirma Joan Piquer. Los productos compostables son aquellos que además de descomponerse y degradarse  en el medio ambiente, terminan convirtiéndose en abono o compost, con lo cual se evitan posibles efectos contaminantes y emisiones.

Nuevas obligaciones para la administración

El ponente ha apuntado la obligatoriedad de elaboración y aplicación de planes locales de gestión de residuos domésticos, con objetivos, plazos y dotación de recursos, así como la necesidad de los municipios de analizar qué sistema de recogida de residuos aplica, sin descartar la recogida selectiva puerta a puerta.

De igual modo, ha indicado que la fiscalidad es obligatoria en el nuevo PIRCV para el fomento de la prevención, la reutilización y las recogidas selectivas en origen. Los ciudadanos que hagan aportaciones a través de las redes de Ecoparque, las familias en riesgo de exclusión social y las que estén adheridas a un sistema de compostaje doméstico comunitario podrán beneficiarse de exenciones y bonificaciones en las tasas por recogida de residuos. Pasa a ser obligatorio también un análisis de detalle de los grandes productores de residuos y una fiscalidad proporcionada a la cantidad  de residuos que generan.

Dada la importancia del sector agrícola en la Comunitat, Piquer ha subrayado que “los resíduos agrícolas no podían quedar fuera de nuestro plan de residuos” y que se han desarrollado nuevas obligaciones normativas mutuas, tanto para el sector como para las administraciones, en materia de la mejora de los flujos de residuos. “En el ámbito de los residuos agrícolas, el PIRCV fomenta el establecimiento en todas las áreas de gestión de nuevos sistemas de recogida y colaboración de elementos como gomas de riego por goteo, plásticos y envases fitosanitarios”, ha indicado.

Suscríbete a nuestra newsletter