Se incorporó a la patronal autonómica en 2018

AVE se da de baja de la CEV ante la falta de acuerdo para instalarse en Hernán Cortés

CEV ha indicado que desde el principio se le comunicó a AVE que las fundaciones no podían instalarse al ser un inmueble para alojar a organizaciones empresariales

Salvador Navarro y Vicente Boluda en una imagen de archivo de la CEV. | E3

La Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) se quedará en su sede de la calle Colón de València ante los problemas jurídicos que presenta su traslado al edificio de la CEV de la calle Hernán Cortés junto a dos fundaciones, la Valenciana de Estudios Avanzados y la Jaime I. Una vez concluido el proceso de regionalización de la patronal como entidad autonómica, y dado que no puede ocupar la sede de esta organización como pretendían, AVE ha decidido darse de baja de la confederación, en la que entró en 2018.

La patronal, que ya ha recibido la solicitud de baja de la asociación empresarial, ha indicado que desde el principio se le comunicó que las fundaciones no podían instalarse en el edificio al ser un inmueble cedido a la CEOE y de ésta a la CEV para alojar a organizaciones empresariales, no a fundaciones.

AVE pretendía ocupar dos plantas de la antigua sede de la extinta patronal autonómica Cierval, un edificio procedente de patrimonio sindical que se ha convertido en un centro de asociaciones de la CEV, según fuentes de la asociación de empresarios.

Ante la imposibilidad de establecer en la sede de Hernán Cortés esas dos fundaciones debido a que únicamente puede acoger organizaciones empresariales, AVE ha decidido permanecer en su sede actual, donde lleva quince años, según ha avanzado este martes Levante-EMV.

Actualmente el edificio de Hernán Cortés acoge a las asociaciones sectoriales Confecomerç, Quimacova y Centro Histórico, y próximamente, en julio, se sumará la Federación de Empresarios del Transporte (FVET), según han confirmado fuentes de la CEV.

Suscríbete a nuestra newsletter