La información económica de los líderes

Ainia formará bioinformáticos para el sector agroalimentario

Se trata de un perfil profesional imprescindible para dar respuesta a temas de seguridad alimentaria

Un consorcio europeo formado por Ainia junto con otras cuatro entidades y universidades europeas, formará a bioinformáticos, profesionales del sector agroalimentario que mejorarán los procesos de seguridad alimentaria. En concreto, recibirán formación en secuenciación masiva aplicada a la microbiología y la seguridad alimentaria, combinando conocimientos de varias disciplinas como la epidemiología, microbiología, estadística y bioinformática.

Los bioinformáticos de alimentos darán respuesta a los retos agroalimentarios de la próxima década. El proyecto Lego Erasmus+  (Learning Genomics for Food Safety) tiene como objetivo impulsar un nuevo perfil profesional, el bioinformático especialista en microbiología de alimentos, que responda a la creciente demanda laboral y mejore los procesos de control de la seguridad de los alimentos.

La secuenciación masiva, conocida por las siglas NGS (Next Generation Sequencing), está revolucionando la investigación en muchos campos de las ciencias de la vida y entre ellos el área de la seguridad alimentaria y la salud pública, sustituyendo técnicas convencionales que presentan algunas limitaciones.

Disciplinas de la biología como la genómica, proteómica, transcriptómica, nutrigenómica y metabolómica, cuentan cada vez con mayores aplicaciones en los campos de la salud, porque su aplicación resulta más competitiva, rápida y eficaz a la hora de obtener resultados. Sin embargo, se ha detectado que, a nivel académico, los conocimientos y competencias para hacer frente a la demanda en el análisis de los datos procedentes de este tipo de técnicas, no está creciendo a la misma velocidad, por lo que es necesario establecer un perfil profesional capaz de afrontar estos nuevos desafíos.

Además de Ainia, participan en el proyecto las organizaciones italianas Izsan, Università degli Studi dell’Aquila y Ud’Aned y las universidades de Helsinki y de Ciencias de la Vida y Tecnología de Polonia.

El equipo trabajará para validar un perfil profesional que aborde las necesidades actuales de analizar datos para la investigación de brotes transmitidos a través de la alimentación: identificando cepas de bacterias con alto potencial de virulencia o resistencia a los antibióticos, y mejorando la trazabilidad de enfermedades transmitidas por los alimentos, y garantizar una mayor seguridad y calidad alimentaria de la población.

Suscríbete a nuestra newsletter