IX Premio Txema Elorza

El sector ferretero se da cita en Alicante para premiar el lado humano de la profesión

Marta Keerl recibió el galardón en reconocimiento a sus valores personales y profesionales durante la gala celebrada el viernes por la noche en el Hotel Meliá

En el atril, Marta Keerl, ganadora del IX Premio Txema Elorza |E3

La trágica muerte en accidente de tráfico del joven Txema Elorza, perteneciente a una conocida familia del sector de la ferretería muy apreciado en su entorno por su calidad humana y profesional, sirvió en su día de estímulo al gremio para instaurar un premio nacional que reconociese a aquellos profesionales que destacasen en el día a día por sus cualidades personales. El primero de los premios recayó en el año 2007 en Ramón Pajares, fundador de la empresa ilicitana de calzado de seguridad Panter.

Desde entonces, el Premio Txema Elorza -promovido por la Fundación que lleva su nombre- se celebra con carácter bienal y supone un entrañable punto de encuentro de los empresarios españoles del sector de la ferretería y el bricolaje. La gala del fallo y entrega del premio – que cumple este año su novena edición- tuvo lugar en Alicante el viernes por la noche en las instalaciones del Hotel Meliá.

Ante un aforo de 256 representantes del sector llegados de toda España, se alzó con el galardón,  Marta Keerl, propietaria de Ferretería Keerl, de Barcelona. El Premio reconoce sus más de 25 años de trayectoria profesional, y el haber sido “un ejemplo de compromiso con sus empleados, sus colegas de cadena y su numerosa clientela” tal y como valoró el jurado de la Fundación. Siempre dispuesta a avanzar en la modernización de la ferretería, colabora activamente en los desarrollos de Cadena 88,  a la que pertenece desde sus comienzos. Su ferretería, además, tal y como se puso de manifiesto durante la entrega del premio” es un modelo a seguir por el canal de proximidad“.

Marta Keerl  se encontraba entre los tres finalistas junto a Carlos Sánchez, propietario de Suministros Herco, de Zaragoza, pionero en digitalización y omnicanalidad dentro del sector de ferretería y bricolaje, y Andreu Maldonado, joven propietario de Maldonado, S.A. y creador de la franquicia Inn Solutions.

El jurado estuvo presidido por la directora general y consejera delegada de Panter, Rocío Pajares, mecenas de la Fundación. Tal y como estipulan las bases de la convocatoria, sus miembros valoraron, de entre las cualidades humanas, la honestidad, solidaridad, superación personal, generosidad y empatía. Asimismo, del ámbito profesional, se tienen en cuenta aspectos como seriedad y rigor, iniciativa, creatividad, disponibilidad, cercanía y comprensión de las necesidades del sector.

Además, en esta ocasión el patronato de la Fundación “ha valorado especialmente la aportación de los tres finalistas a la modernización del canal tradicional y, por supuesto, su calidad humana”, subrayó el presidente de la Fundación, Fernando Bautista.

Historia

La Fundación Txema Elorza se puso en marcha en noviembre de 2007  tras el éxito de la primera convocatoria de los premios. Los impulsores del galardón, deseosos de continuar en el tiempo aquella iniciativa que logró aglutinar a una buena parte del sector, decidieron dar un paso más allá y constituir esta fundación con el objetivo de prestigiar el sector de la ferretería y el bricolaje, patrocinar acciones solidarias de ayuda a personas o colectivos desfavorecidos, e impulsar actividades centradas en mantener y fortalecer el reconocimiento de los valores humanos y profesionales de una actividad económica que aglutina diferentes empresas e instituciones que van, desde los pequeños negocios familiares, hasta las cadenas de distribución, grandes fabricantes, centrales de compra y grupos ferreteros de magnitud.

Entre sus cometidos se encuentra también la cooperación al desarrollo, mediante la financiación y aportación de ayudas en especie para proyectos en países de África, Iberoamérica y Europa, entre otras iniciativas.

Suscríbete a nuestra newsletter