Elecciones 26-M

Valencia, las caras nuevas determinarán la fortaleza del bloque de izquierdas

Analizamos las claves de estas próximas elecciones municipales en Torrent, Paterna, Sagunto, Gandía, Ontinyent y en la propia Capital del Turia

Ayuntamiento de València. Foto: Archivo E3.

La posible irrupción de Vox al hemiciclo valenciano que puede ir ligada a una caída del PP, los nuevos candidatos que se presentan a estos comicios y las posiciones de poder que se obtengan tras las elecciones en los distintos bloques son la novedad en la carrera por la alcaldía de València. Las urnas serán las que decidan, pero una cosa parece evidente, el nuevo gobierno que se forme, al igual que en la pasada legislatura, no será de un único color.

Según el último CIS, se reeditaría el Pacto de La Nau y Joan Ribó, candidato de Compromís, repetiría al frente del Ayuntamiento de València, respaldado por el PSOE y Unides Podem-Esquerra Unida. Destaca la entrada de Vox que según la encuesta podría obtener 1 o 2 concejales. Casi los mismos que perdería el Partido Popular, que pasaría de tener 10 a 6 o 7 concejales, los mismos que conceden a Ciudadanos.

Sin embargo, los socialistas no se conformarán con ser el respaldo de Compromís y buscan liderar el nuevo pacto que pueda establecerse. Una situación ideal que les daría fuerza en las negociaciones para la reedición del pacto del Botànic en la Generalitat y que además podría abriles de nuevo las puertas a la Diputación, al estar en juego 18 de los 31 diputados en la partida judicial de València.

Los candidatos a la alcaldía de València de Compromís, Joan Ribó; PSPV-PSOE, Sandra Gómez; Ciudadanos, Fernando Giner; PP, María José Catalá; y Unides-Podem, María Oliver, (de izqda a dcha) en la firma de un acuerdo promovido por la Coordinadora Valenciana de ONGD. EFE/Manuel Bruque

De ello se explica el gran respaldo que el gobierno central ha brindado a la nueva candidata socialista, Sandra Gómez. En apenas dos semanas todo el gobierno de Sánchez ha pasado por la ciudad para apoyar la candidatura de la primera teniente de alcalde y conseguir pintar de rojo el mapa gobernando en la Generalitat, el Ayuntamiento de València y la Diputación.

Por otro lado, estas son las primeras elecciones en las que la formación popular cambia a su candidato a la alcaldía de València desde 1991. María José Catalá, diputada en Les Corts durante la última legislatura, será la encargada de sustituir a la fallecida Rita Barbera, quien fuera alcaldesa de la Capital del Turia durante 24 años.

Los resultados de mañana podrían confirmar la tendencia a la baja iniciada en las generales y autonómicas por el Partido Popular y encumbrar a Ciudadanos quien repite candidato con Fernando Giner.

Por su parte, Unides Podem coloca a María Oliver como candidata a la alcaldía en sustitución de Jordi Peris, ex líder de la formación morada en València y ahora número 13 en las listas de Compromís al Ayuntamiento. Podemos concurre a estas elecciones en coalición con Esquerra Unida (EU), a diferencia de 2015, cuando ambos partidos fueron por separado, quedando EU fuera del hemiciclo.

Mañana, Catalá buscará recuperar uno de los bastiones históricos del PP en la Comunitat Valenciana mientras que el gobierno de La Nau espera mantener el Ayuntamiento cuatro años más. Puede que enviar a Grezzi a Alicante durante la campaña no haya sido suficiente para esconder las polémicas ligadas a movilidad y que se altere el equilibrio de poder en el tripartito que ha gobernado estos cuatro años. Por su parte, Ciudadanos, motivado por los resultados de las generales y las autonómicas, buscará desbancar al Partido Popular.

La derecha coge ímpetu en Torrent

Por otro lado, en Torrent podría entrar con fuerza el bloque de derechas y arrebatarle el Ayuntamiento al socialista Jesús Ros, quien se presenta a la reelección. Los resultados obtenidos en las generales y las autonómicas evidencian una posible mayoría de estos partidos, y la entrada en el hemiciclo de Vox con su candidato Salvador Benlloch. Pese a ello, en ambos comicios ganó el Partido Socialista, aunque perdieron tirón Compromís y Unidas Podemos.

Sin embargo, no tiene por qué ser representativo el resultado de las pasadas elecciones ni influir en las municipales de mañana. Ros buscará gobernar de nuevo en solitario el Ayuntamiento de Torrent mientras que el cantante Pau Alabajos, candidato por Compromís, vuelve a presentarse y buscará entrar, esta vez sí, en el gobierno municipal, no como en las pasadas elecciones de 2015 cuando tuvo que conformarse con prestar su apoyo al PSOE. También repite Amparo Folgado por el Partido Popular, quien espera desbancar a Ros como antaño hizo su predecesora María José Catalá, ahora candidata a la alcaldía de València.

Cambian su candidato la coalición de Guanyant Torrent, plataforma ciudadana y Esquerra Unida, cuyo cabeza de lista es Sergio Fernández. Del mismo modo, por Ciudadanos se presenta Raúl Claramonte, en sustitución de Enrique Campos y por Podem, que en las pasadas elecciones no logró ningún concejal, se presenta como cabeza de lista la animalista Carmen Verdet.

Jesús Ros, alcalde de Torrent y candidato del PSOE.

Vox podría irrumpir en Sagunto

Entre las novedades de estas elecciones, destaca la entrada de Vox, con A. Vila como cabeza de lista y El noste ADN, -que surge de la división con Podemos– con Pablo Abelleira al frente de la formación, actualmente portavoz de ADN Morvedre. EUPV, Iniciativa Porteña y el PP repiten candidatos con Guillermo Sampedro, Manuel González y Sergio Muniesa, respectivamente.

Los que han apostado por cambiar a sus candidatos son Podem y Ciudadanos, representados, por un lado, por el concejal de ADN Morvedre Sergio Moreno, y por el otro, el ex edil de Unió Valenciana Salva Montesinos (Cs). Por su parte, el PSPV-PSOE, que también se presenta con nuevo candidato, Dario Moreno, ha realizado una extensa renovación en su lista, principalmente en los puestos más importantes. Por último, por ERPV se presenta Josep Mora por entrar en el gobierno municipal de Sagunto.

En las elecciones municipales del próximo domingo se presentan 10 formaciones políticas para conseguir dirigir la capital del Camp de Morvedre. Actualmente, el consistorio está gobernado por un cuatripartito de izquierdas: Compromís, -cuyo candidato es el actual alcalde, Francesc Fernández-, PSPV-PSOE, Esquerra Unida y ADN Morvedre.

Intu Mediterrani influye en las elecciones de Paterna

La legislatura en Paterna ha estado marcada por los altibajos en la relación entre el PSOE y Compromís. Iniciaba su mandato en solitario el socialista Juan Antonio Sagredo con el respaldo de los segundos, quienes más tarde entrarían a formar parte del gobierno local. Una corta alianza que no llegó a los dos años cuando la formación liderada por Juanma Ramón decidió romper su pacto con los socialistas.

Las desavenencias en torno al proyecto de Intu Mediterrani, respaldado por Sagredo y con la clara oposición de Compromís, fueron la causa de la salida de estos últimos del gobierno de Paterna. El centro de ocio que planea la multinacional británica será determinante en los pactos que se produzcan tras las elecciones.

El PSOE busca revalidar su mandato en el sur 

Al sur de la provincia nos encontramos con dos feudos históricos del Partido Socialista. Por un lado, Gandía, en donde la socialista Diana Morant, que se presenta a la reelección, ha podido gobernar esta legislatura gracias al apoyo de Compromís y de Ciudadanos.

Ese voto a favor del PSOE generó división dentro de la formación naranja, y su candidato, Ciro Palmer, deja el partido en estas elecciones para presentarse por Demòcrates Valencians. Lo sustituye en Ciudadanos el empresario y DJ, Pascal Renolt.

La capital de la Safor se considera clave en la Comunitat Valenciana al ser una de las comarcas más importantes. Ciudadanos podría volver a ser la llave para la alcaldía, y esta vez, a tenor del veto que la formación naranja ha hecho a nivel nacional y autonómico al PSOE, parece más probable que sus fidelidades cambien de signo.

El PP, que se quedó a las puertas de gobernar en los pasados comicios con 12 concejales, 5 más que la segunda fuerza que fue el Partido Socialista, podría arrebatarle el gobierno a Morant, como ya hizo Arturo Torró en 2011. En esta ocasión es Víctor Soler, quien fuera mano derecha de Torró, el candidato popular.

Hay que prestar especial atención también a la posible entrada de Vox, formación que no se presentó en 2015, que intentará entrar en el hemiciclo con su candidato Pedro Luis Abad y truncar las expectativas de Soler al disputarle parte de sus votantes.

La capital de la Safor se considera clave en la Comunitat Valenciana al ser una de las comarcas más importantes.

Por último, en Ontinyent se presenta a la reelección por tercera vez, Jorge Rodríguez. El ex socialista se presenta con la nueva formación política, La Vall d’Albaida Ens Uneix. Su detención por el ‘Caso Alquería’ que le costó la presidencia de la Diputación de Valencia y su salida del PSOE, pueden restarle apoyos a su candidatura.

Estos últimos cuatro años los socialistas han gobernado con amplía mayoría al obtener 14 de los 21 concejales, sin embargo, la oposición del actual alcalde con su nueva formación puede lastrar los resultados de los socialistas en las elecciones de mañana.

Rodríguez abre un frente en los socialistas al concurrir con otras siglas a los comicios lo que deja en una posición delicada al Partido Socialista tanto para reeditar su gobierno en la capital de La Vall d’Albaida como para mantener el mando de la Diputación de Valencia al diputarles Rodríguez el único diputado provincial en juego.

El candidato de La Vall d’Albaida Ens Uneix es el único que repite en estas elecciones. El resto de los partidos han decidido cambiar a sus representantes. De este modo, por el PP se presenta María Mercedes Pastor, por Ciudadanos, Juan Revert y por Compromís, Nicolau Calabuig. Destaca la participación de Podemos, que no concurrió a las elecciones de 2015 y que este año se presenta en coalición con Esquerra Unida con Silvia Arques. Por el PSOE, en sustitución de Rodríguez se presenta Margarita San José.

Suscríbete a nuestra newsletter