La información económica de los líderes

GasINDUSTRIAL lidera la iniciativa en la que participa la patronal Ascer

Diez asociaciones industriales hacen frente común ante los altos precios del gas

Para estas agrupaciones del sector inudustrial el gas es un elemento estratégico y supone el 60% del total de los costes energéticos de su producción

Las industrias cerámicas son grandes consumidoras de gas en los procesos de producción.

Diez asociaciones Industriales han hecho frente común frente a los altos precios del gas. Estos colectivos consideran que el gas es un producto energéticos estratégico que llega a representar el 60 por ciento de sus costes de producción. De ahí que se hayan unido para afrontar el problema. La iniciativa ha partido de GasIndustrial que ha aunado a estos colectivos para solicitar a la CNMC la resolución del problema en el futuro nuevo marco normativo.

Con ese objetivo GasINDUSTRIAL ha sumado a esas reivindicaciones a ACOGEN, ANFEVI, ANFFECC, AOP, ASCER, ASPAPEL, CONFEVICEX, FEIQUE y UNESID que han puesto de manifiesto la situación de desventaja competitiva que supone el diferencial con Europa de los peajes del gas.

La industria, apuntan estas asociaciones, es la base del sistema gasista, supone el 62% del consumo nacional de gas con una factura de 4.700 millones de euros. El gas es determinante en los costes industriales y en la competitividad. Los industriales nacionales pagan por los peajes un 45% más que la media europea, una preocupante situación que lastra la competitividad de las empresas frente a sus homólogas europeas en los mercados globales.

El Real Decreto Ley 1/2019 de 11 de enero de 2019 transfiere las competencias en materia de peajes y retribución del sistema gasista a la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC), que ha publicado el calendario de nuevas circulares normativas que incidirán directamente en el precio que paga por el gas el consumidor industrial.

Las diez asociaciones sectoriales unidas en esta iniciativa, consideran que la nueva normativa en ciernes será clave para solucionar este diferencial y lograr un gas competitivo para la industria española, por lo que solicitan a la CNMC que erradique esta desventaja diseñando unos peajes ajustados a la realidad europea.

Cerámica, cogeneración, papel, siderurgia, vidrio, química, refino, fritas y esmaltes… son sectores en los que el peso del gas es determinante en sus costes energéticos lo que hace preciso un precio del gas que permita mantener la competitividad en los mercados globales.

Estas asociaciones han encargado la realización de informes de situación a modo de observatorio comparativo de los costes regulados del gas en España y resto de Europa, que estarán a disposición de la CNMC a la que ofrecen toda su leal colaboración en esta fase de desarrollo de las circulares.

En España, la industria es la base del sistema gasista, supone el 62% del consumo nacional total de gas, con una factura que se eleva cada año hasta los 4.700 millones de euros. Desde hace ocho años, la competitividad del gas español ha empeorado progresivamente para todo tipo de consumidores industriales, llegando a precios entre un 20 y un 25% más alto que el de sus competidores europeos.

En cuanto a costes regulados, los peajes están en España un 45% por encima de los de la media europea: los industriales españoles pagan aproximadamente el doble que los franceses, el triple que los británicos y, en algunos casos, hasta seis veces lo que los alemanes.

Los peajes que soporta el industrial español están tan por encima de los de sus competidores europeos que suponen un sangrante diferencial altamente penalizador, que lastra la competitividad de sus industrias, incidiendo directamente en la rentabilidad de sectores como el papelero, siderúrgico, cerámico, cogeneración, químico, vidrio, refino… y otros cuyas actividades productivas son intensivas en gas.

Suscríbete a nuestra newsletter