La información económica de los líderes

Asamblea General de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana

La CEV reclama al nuevo Consell que esta sea “la legislatura de la innovación”

La patronal incorporará a la alicantina Uepal y prevé para 2019 unos ingresos de 2,6 millones de euros, un 18% más que el año anterior

Archivado en: 

El presidente de la CEV, Salvador Navarro junto al president de la Generalitat, Ximo Puig, atendiendo a los medios antes de la clausura de la asamblea general de la patronal valenciana. Foto: Vicente A. Jiménez.

Está legislatura tiene que ser la legislatura de la innovación“, destacó ayer Salvador Navarro, presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV) a los medios antes de clausurar la asamblea general de la patronal valenciana. Señaló que no estamos “en el pelotón de cabeza ni a nivel nacional y menos a nivel europeo” lo que conlleva menos remuneraciones salariales, menor PIB per cápita y un freno para el cambio del modelo productivo.

En el mismo sentido se ha expresado el president de la Generalitat, Ximo Puig, quien apuntó que “debemos subirnos al caballo definitivo de la nueva economía“, para lo que es “fundamental” esta sea la “legislatura de la innovación y la formación profesional“. A su vez, reseñó Puig que para ello es necesaria la “máxima colaboración entre las empresas, el Gobierno y el conjunto de los actores sociales“.

Por otro lado, Navarro señaló que el problema de la infrafinanciación sigue siendo “el punto número uno” de las peticiones de la CEV y que cobra mayor importancia atendiendo a la “cierta ralentización” que sufre la economía. Una situación que también afecta al cambo del modelo económico pendiente en la Comunitat, explicó el presidente de la patronal.

A este respecto, el president de la Generalitat calificó de “extraordinariamente positiva” la noticia sobre el nuevo Plan Económico Financiero que el Gobierno de España ha remitido a la Unión Europea en el que se incluye el cambio del modelo de financiación. “Tenemos esperanzas fundadas de que mejore la financiación autonómica valenciana que es la peor financiada de toda España”, añadió.

Preguntado por la guerra arancelaria entre Estado Unidos y China, el presidente de la CEV expuso que las empresas valencianas van a resultar perjudicadas y que por eso es importante que “Europa esté fuerte y consolidada“. Navarro señaló la importancia de que los españoles vayan a votar el 26 de mayo. “Nosotros somos 47 millones de españoles, 5 millones de valencianos, eso en comparación con China o la India, no es nada“, indicó.

Por último, el presidente de la patronal comentó que trabajará con los grupos parlamentarios en asuntos como los residuos y posibles tasas, por ejemplo, a los azucares. Señaló que las empresas están concienciadas respecto a los temas medioambientales pero que los “cambios bruscos” generan incertidumbres en la economía y que hay que acometer la transición “poco a poco“.

Contestó Puig que “tenemos que confluir en la necesidad de dar un giro en la sostenibilidad“. Un giro, señaló el president de la Generalitat, que se debe hacer desde el diálogo “pero que no podemos dejar pasar en el tiempo“. En este sentido, apuntó que hay que “actuar de una manera dinámica” y que frente a retos como el cambio climático es necesario acometer medidas a nivel europeo. Para ello, es necesaria una Europa “fuerte, potente, capaz de tener un papel determinante en el mundo“, indicó Puig.

Salvador Navarro, presidente de la CEV, en la asamblea general de la patronal autonómica celebrada ayer. Foto: Vicente A. Jiménez.

Asamblea general de la CEV

La CEV celebró ayer su asamblea general en la que se aprobaron las cuentas de 2018, el presupuesto de 2019 y sus nuevos estatutos, en los que se incluye la integración de la Unión Empresarial de la Provincia de Alicante (Uepal). La patronal autonómica ha presupuestado para este año unas provisiones de 296.519 euros para hacer frente a las indemnizaciones por el despido de los exempleados de la extinta Cierval, si finalmente resulta condenada a pagarlas.

Como ha informado efe, esta previsión se mantiene en los presupuestos de la organización para este año de la misma manera que en las cuentas de 2018, que arrojan unas pérdidas de 130.426 euros. Estas pérdidas se corresponden con las provisiones por las dotaciones para extrabajadores de Cierval, que se repiten este año tras la apelación del FOGASA por responsabilidad legal subsidiaria. En caso de que la CEV ganara el recurso presentado y finalmente no fuera responsable de los despidos, sus cuentas obtendrían beneficios en el presente ejercicio.

Hasta la fecha, los juzgados han declarado improcedentes los despidos del que fue secretario general de Cierval, Javier López Mora (con la obligación para la CEV de readmitirlo o indemnizarle con 32.975 euros) y de cuatro trabajadoras de esa patronal (con una condena de readmisión o indemnizaciones de entre 14.000 y 100.000 euros).

La CEV ha destacado que la parte pública ha pasado de representar el 93 % de sus ingresos en 2011 a suponer solo el 36 % en 2018 (por ingresos de convenios públicos y la ley de participación institucional). Para 2019 se prevén unos ingresos de 2,6 millones de euros, el 18 % más que el año anterior, de los que 1,2 millones corresponde a cuotas de socios y afiliados, un millón a convenios y 316.000 a otros ingresos propios; en gastos, los presupuestos recogen 1,3 millones en funcionamiento, 1,1 en personal y 91.000 euros en amortizaciones.

La asamblea ha aprobado por unanimidad todos los puntos del orden del día, entre ellos mantener la cuota por vocalía en 1.304 euros, la modificación de los estatutos para incorporar a la alicantina Uepal y el código de buen gobierno. En lo que llevamos de año se han producido 19 incorporaciones a la patronal, que está representada en 304 convenios colectivos (sectoriales y de empresa) que afectan a 713.730 trabajadores.

Foto: Vicente A. Jiménez

Suscríbete a nuestra newsletter