La información económica de los líderes

Linde reconoce que Bankia incumplía el nivel exigido de recursos propios

El exgobernador del Banco de España culpa al FMI de los errores de previsión más graves en la historia de España

Archivado en: 

El exgobernador del Banco de España Luis María Linde ha asegurado hoy en la Audiencia Nacional que el organismo no expedientó a Bankia a mediados de 2012 pese a detectar posibles incumplimientos, para no castigar al nuevo equipo de José Ignacio Goirigolzarri, “que había puesto el Estado” y “estaba tratando de salvar la entidad”.

En su declaración como testigo en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia, Linde, que estuvo al frente del regulador entre junio de 2012 y mayo de 2018, ha enmarcado los problemas del banco dentro de un colapso financiero “desconocido en nuestra economía desde la Guerra Civil” y ha lamentado que las instituciones, “sobre todo” el Fondo Monetario Internacional (FMI), erraran en sus previsiones.

El exgobernador ha reconocido que en las cuentas del primer semestre de 2012 presentadas por Bankia a finales de agosto de ese año, el Banco de España vio que la entidad no cumplía con el nivel preceptivo de recursos propios.


Si el BCE analizaba el incumplimiento podría haber retirado de inmediato los 82.000 euros aportados en liquidez a Bankia


Según ha relatado Linde a la sección cuarta de la Sala de lo Penal, “existía el riesgo tremendo” de que el Banco Central Europeo (BCE) analizara tal incumplimiento y privara a BFA-Bankia de su condición de contrapartida, lo que hubiera supuesto el reintegro inmediato de los 82.000 millones de euros solicitados por el grupo al organismo comunitario en concepto de liquidez. Para evitar “esa catástrofe, que era inminente”, se alcanzó un acuerdo con la Comisión Europea.

El exgobernador ha incidido en la “importancia de la segunda recesión” que sacudió España en 2012. “Los errores de previsión del FMI son los más graves en su historia con España, nunca se ha equivocado más, y tampoco el Banco de España”, ha apuntado Linde, que ha dicho que a comienzos de 2012 él mismo se dio cuenta de que este fallo “era espectacular y significaba un cambio en la coyuntura enorme”.

Este lunes ha declarado además el secretario del consejo de administración de BFA y Bankia, Miguel Crespo, que ha ratificado su versión sobre el correo electrónico enviado a los consejeros el 27 de abril de 2012 para desmentir las informaciones sobre un informe del FMI publicado dos días antes en el que, sin citar a Bankia, se hablaba de los problemas de la entidad.

También ha rechazado que el Banco de España, a través de los inspectores Pedro González y José Antonio Casaus, expresaran abiertamente sus dudas a Rato sobre la viabilidad de BFA, pues más bien se trataba de una reunión informal en la que los técnicos se expresaron en el sentido contrario. EFECOM

Suscríbete a nuestra newsletter