La información económica de los líderes

El principal problema de reciclado se centra en laminados y materiales compuestos

Aimplas participa en Decoat, un proyecto de reciclaje de materiales compuestos

El objetivo es aumentar la tasa de reciclado de plásticos en un 50% para 2040

Archivado en: 

Aimplas, Instituto Tecnológico del Plástico, participa en el proyecto europeo Decoat, que desarrollará soluciones de reciclaje para los textiles y plásticos impresos o con recubrimientos gracias a las cuales se espera reducir en un 75% el volumen de estos productos que acaban en vertedero como textiles, productos electrónicos y piezas de automoción.

El papel de Aimplas en este proyecto es el de seleccionar los componentes de la planta piloto de reciclado, así como de su configuración y de la evaluación del proceso de reciclado de textiles con recubrimientos, dispositivos electrónicos domésticos y aplicaciones en automóviles y autobuses. Además, analizará la calidad de los materiales reciclados y evaluará sus posibles aplicaciones.

La industria europea del plástico, en colaboración con la Comisión Europea, ha asumido el compromiso de avanzar en el reciclaje de los productos plásticos y se ha fijado como objetivo alcanzar una tasa del 50% de los residuos antes de 2040. La mayoría de los plásticos son fácilmente reciclables, pero algunos materiales compuestos como los laminados y los que incorporan recubrimientos ven comprometida su reciclabilidad al estar formados por más de un componente químico.

Es proyecto Decoat, financiado por la Unión Europea a través del programa H2020, tiene una duración de cuatro años y está liderado por el centro belga Centexbel. El consorcio que lo compone está formado por 17 socios de toda la cadena de valor que van a desarrollar soluciones basadas en aditivos inteligentes para los recubrimientos. Así, se desarrollarán aditivos inteligentes como microcápsulas que se activarán por catalizadores específicos como microondas, calor o humedad.

El resultado esperado es una reducción de la huella de carbono de estos productos de al menos el 30%, así como la generación de un negocio de 150 millones de euros en Europa a medio plazo.

Suscríbete a nuestra newsletter