Cehat y Hosbec piden un mínimo de 25 euros por día, mientras que el concurso contempla 21,1 euros y congelación de precios en los próximos años

La patronal hotelera impugna los pliegos del Imserso que considera ruinosos

Las condiciones no contemplan las inversiones en mejoras que sólo en Benidorm superan los 150 millones de euros; no facilita la estabilidad laboral y elimina la temporada baja

Archivado en: 

Hosbec rechaza de plano las condiciones del Imserso para el programa plurianual

Los hoteleros españoles han presentado este miércoles la impugnación de los pliegos del Programa de Vacaciones de Mayores del Imserso ante el Tribunal Económico Administrativo, según han confirmado a Efe fuentes de la Confederación Española de Hoteles (Cehat).

La patronal hotelera ya avanzó a finales de abril su intención de impugnar los pliegos del Imserso al entender que lesionaban gravemente sus intereses y “ataba de pies y manos” a un programa que vuelve a sumir en la “ruina” al sector para los próximos cuatro años.

Tanto Cehat como las asociaciones hoteleras Hosbec y Aehcos reclamaban que el nuevo pliego recogiera la realidad de los establecimientos hoteleros, es decir, su esfuerzo inversor (sólo en Benidorm son más de 150 millones de euros en reformas y actualización de instalaciones) y el compromiso con el empleo estable, así como las importantes revisiones salariales realizadas a todos los trabajadores del sector.

El programa del Imserso afecta a 350 hoteles en toda España, 65 en la Comunidad Valenciana de los cuales 38 están situados en Benidorm y mantiene el empleo de más de 12.000 trabajadores cada temporada, de los que 3.000 prestan sus servicios en hoteles de la costa levantina, informa Hosbec. Por ello, añade la patronal turística “el sector hotelero no ha podido admitir unos pliegos que lesionan de una forma importante los intereses de las empresas hoteleras y de los trabajadores que participan en este programa”.


El concurso del Imserso va contra todas las mejoras hoteleras, salariales y de estabilidad laboral que el sector ha emprendido en los últimos tiempos


El problema de los pliegos, denuncia el sector hotelero, reside en el propio diseño económico del programa y calcula que, para evitar las pérdidas, el precio por persona y día debería situarse en el entorno a 25 euros, frente a 22,1 y 22,5 euros con revisiones mínimas congeladas para los próximos ejercicios.

Hosbec ha realizado un estudio de costes ajustado a las exigencias de los pliegos para demostrar la imposibilidad de prestar un servicio con un mínimo nivel de calidad en la que concluye que el salario de cualquier trabajador del hotel -incluyendo director o jefe de departamento- no podría superar los 996 euros, cuando según el convenio vigente el mínimo es de 1.046 euros para auxiliares y 1.447 para jefes de departamento. “No cabe ninguna duda que la base económica de estos pliegos no se ha realizado sobre bases realistas”, señala la patronal turística.


Para Hosbec, la propuesta no favorece el producto de calidad y acusa al Imserso de olvidar lo que el sector hotelero aporta a las arcas públicas


Los pliegos, agrega Hosbec, incluyen requisitos imposibles o excesivamente gravosos para las empresas hoteleras que rompen el principio de igualdad de la licitación. Por ejemplo, se prima (contra el mantenimiento del empleo y agravando la ‘penuria’ económica de los hoteles) la puesta a disposición para el programa de habitaciones dobles de uso individual o la exclusión absoluta de hoteles de 2 estrellas sin ninguna justificación o la imposición de un modelo exclusivo de contrato con establecimientos hoteleros que les obliga a mantener el cupo sine die.

El sector lamenta también que se haya eliminado la temporada baja, en la que el viaje era más económico, y que los nuevos pliegos vuelvan a primar la oferta hotelera de cuatro estrellas sin ninguna consideración a los hoteles que han trabajado este programa en los ejercicios anteriores y que podrían verse fuera de la contratación.

Hosbec recuerda que “los hoteles de tres estrellas han sido por norma general los que han permitido el desarrollo y ejecución del Programa del Imserso a lo largo de estos años, y sin razón justificada se ven obligados a competir en inferioridad de condiciones frente a hoteles incluso de cinco estrellas, que en ningún caso son los llamados a participar del mismo”.

Desde Hosbec consideran que los pliegos del programa vacacional “son absolutamente incompatibles con el producto de calidad” que están “obligados a ofrecer y no se corresponden con ninguna política que favorezca la cualificación del empleo y la mejora de las condiciones laborales“. Tampoco contempla, dicen, “la devolución de lo que el sector hotelero aporta a las arcas públicas”.

El presidente de Hosbec, Toni Mayor, ha recalcado en su momento que “quien de verdad subvenciona el programa de vacaciones sociales de mayores” son los hoteleros, que aportan “más financiación al sostenimiento del programa que el propio Estado”.

Suscríbete a nuestra newsletter