La información económica de los líderes

Tecnología para pacientes con lesión medular

Un estudio abre una nueva vía para regenerar tejidos tras una lesión medular

Un nuevo enfoque, liderado por Victoria Moreno que previene la degeneración masiva del tejido nervioso y mejora su capacidad de regeneración

Una investigadora del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF) de València lidera un estudio que abre una nueva vía para el trasplante de células precursoras para regenerar tejidos neuronales tras una lesión medular.  Este nuevo enfoque, liderado por Victoria Moreno, del laboratorio de regeneración tisular y neuronal del Centro de Investigación Príncipe Felipe (CIPF), previene la degeneración masiva del tejido nervioso y mejora su capacidad de regeneración, según un comunicado de la Generalitat.

Estudios previos de este grupo de investigación ya han demostrado que el trasplante de células progenitoras ependimales derivadas de la médula espinal mejoran la recuperación funcional tras lesión medular aguda y crónica en modelos experimentales. Ahora, el grupo de la doctora Moreno propone un procedimiento mejorado empleando un material biocompatible y biodegradable que actuaría como transportador de las células progenitoras que, además, favorece por sí mismo el proceso de reparación de los tractos neuronales dañados.

Este modelo facilitaría de forma menos invasiva el trasplante celular y generaría un vehículo para el transporte de fármacos que se aplicarían directamente en la zona afectada por la lesión, haciendo el tratamiento más eficaz. “Hemos generado una nueva metodología para el trasplante celular, reduciendo el daño derivado del proceso de trasplante y mejorando su eficacia”, ha resaltado la investigadora.

Según Moreno, “hemos desarrollado el implante de un biohíbrido formado por un biomaterial de ácido hialurónico y microfibras de ácido poliláctico recubierto con células precursoras neurales, que en la fase aguda tras una lesión medular, previene la degeneración masiva del tejido nervioso y mejora su capacidad de regeneración”. Los estudios se han realizado en un modelo experimental de roedor, pero el grupo trabaja en colaboración con el Centro de Biomateriales de la Universitat Politècnica de València y el Ciber-Bbn para poder trasladar esta tecnología a pacientes con lesión medular en un futuro próximo.

Suscríbete a nuestra newsletter