La información económica de los líderes

Informe de coyuntura

Ineca alerta de la pérdida de población activa en la provincia de Alicante

Los buenos datos económicos en turismo y venta de viviendas a extranjeros abandonan el efecto tirón 'post crisis'

La recuperación es un hecho que a partir de ahora mediremos con cucharilla de postre en la provincia de Alicante. Será así porque frente a la mejora de datos económicos en líneas generales, hay indicadores que confirman que el crecimiento se ajusta a dosis cada día más pequeñas. Hasta aquí sin novedad, pero ayer Ineca puso el acento en la pérdida del 5% de la población activa y la fuga de talento joven.

El relato socioeconómico de la provincia se dibuja en tonos grises de manera continuada. Las blancos del turismo y de la venta de viviendas a extranjeros pierden intensidad porque su crecimiento se retrae. Frente a ello, los negros del paro. Sin embargo, la salida de la crisis ha encendido dos nuevas alarmas: la primera, ir contracorriente en la EPA. La segunda, la falta de oportunidades.

Contracorriente

El Informe de Coyuntura del Instituto de Estudios Economnómicos revela que, el año pasado, España frenó la reducción de población activa e incluso se apreció una ligera recuperación. Por el contrario, Alicante ve como se agrava la situación. En concreto, el director de Estudios de Ineca, Francisco Llopis apuntó a una pérdida del 5% desde el máximo registrado el segundo trimestre de 2009 con 930.500 personsas. El equivalente en España fue del 2,7% para el periodo máximo registrado el tercer trimestre de 2012.

La evolución población activa, por grupos de edad, indica que el grupo más joven es el que presenta mayor variabilidad, con dos descensos bruscos, en el primer trimestre del 2011 y el 2014, el cual puede estar ocurriendo nuevamente a la vista del cuarto trimestre del 2018.

El que se ha marcado como “fuga de talento” es el segundo -de 20 a 24 años – en los últimos periodos muestra un descenso pronunciado, solo interrumpido por el verano, pero que se reactiva al final del año. Este último descenso es similar a los ocurridos previamente en el 2011 y 2014 como en el grupo anterior.

El de mayor edad también lleva dos años con reducción de su peso, pero en esta ocasión parece que en el cuarto trimestre del 2018 se ha detenido. El único que presenta una evolución positiva desde la crisis es el correspondiente al grupo de 25 a 54 años.

La fuga de talento no es una novedad, pero con la perspectiva anual y el cambio de tendencia en el país ha dejado de ser un aviso para pasar a ser una realidad cruda. El presidente de Ineca, Rafa Ballester, no dudó en hacer un llamamiento a la apuesta firme por los programas de recuperación de talento.

afiliados-autonomos-2018-alicante

Fuente: Ineca.

En los cuatro registros de la EPA del 2018 el valor de Alicante siempre ha estado por encima del nacional. El reparto poblacional por categorías en la provincia de Alicante queda del siguiente modo: 883.800 personas activas, de los cuales 745.700 están ocupados y 138.100 en paro.

Entre la creación de empresas y los autónomos

En la línea de buenas noticias, encontramos que el saldo neto de constitución menos disolución se incrementa en 2018 en la provincia de Alicante con 4.002 sociedades.  El número de sociedades disueltas se mantiene estable. De hecho, en el conjunto del 2018 se han contabilizado siete disoluciones menos que en el año anterior.

Esta pequeña reducción de tan solo el 0,9% contrasta con el incremento del dato nacional que recoge un ascenso en las disoluciones del 3,5%. Con estas variaciones, la provincia de Alicante pasa del 3,8% al 3,6% en el porcentaje nacional, y rompe la ligera tendencia creciente de los últimos años en el peso relativo provincial.

Dentro del bloque, están los datos de afiliación, donde la provincia de nuevo aumento en la cifra de afiliados al Régimen General de la Seguridad Social y también, al de autónomos, por encima de la media. La provincia de Alicante finalizó el año con 483.035 trabajadores, es decir, un 3,6%. Este incremento en Alicante es el menor de los últimos tres años, pero es similar al de España, que ha sido del 3,7%.

Según el informe de Ineca, “prácticamente se estaría poniendo fin al mejor comportamiento de Alicante respecto al conjunto nacional en incremento de afiliados en este régimen, que desde el año 2011 ha favorecido a la provincia. El peso medio mensual durante 2018 de Alicante en el total nacional es del 3,14%”.

En cuanto a autónomos, el dato sorprende, pues, fue superior al del año anterior. Llopis lo destacó porque es una situación opuesta a la anotada en el Régimen General. El aumento en Alicante ha sido del 3,6%, claramente superior al dato nacional que recoge un incremento del 1,6%. “Ha estado produciéndose desde el inicio del 2018, por lo que muestra un cambio de tendencia que en el caso de Alicante se está acentuando en los últimos meses”.

tasa-cobertura-2018-alicante

Fuente: Ineca. Datos 2018

Crecimiento encogido

Por otra parte, hay indicadores de fortaleza económica que siguiendo una tendencia positiva se están viendo frenados. En primer lugar, podría citarse la balanza comercial; pero en la misma línea están los sectores claves del turismo y la construcción-inmobiliario.

En los tres casos, la provincia de Alicante terminó el año dentro de mejoras generalizadas, pero acusando un ritmo más lento que la media de España, lo que le hace perder peso en el cómputo global. En cuanto a las exportaciones, cabe tener en cuenta que aún obteniendo datos positivos, el margen se estrecha. Prácticamente el saldo positivo se ha reducido en un tercio.

Así frente la tasa de cobertura queda lejos de los valores que se alcanzaban hacen apenas unos cinco años, con cifras que se elevaban al 150%, cuando ahora se quedan en torno al 124%. En términos absolutos, durante el 2018 el saldo positivo de entrada de divisas se sitúa en los 1.010 millones, frente por ejemplo a los 1.486 millones del 2013.

Respecto a las pernoctaciones, uno de los indicadores de referencia, las mismas -nacionales y extranjeros-, prácticamente repite las cifras del año anterior. La diferencia apenas es de 6.828 noches menos, con un descenso del 0,04%, inferior al dato nacional que se un 0,1%.

En el sector de construcción, el informe revela que el importe de la venta de viviendas a extranjeros en el último trimestre del 2018 se redujo un 0,9% respecto a los valores del mismo periodo del 2017. Pero a pesar de este ajuste, el acumulado del 2018 presenta una evolución positiva, al recoger un incremento del 10,4%, cifra superior al dato nacional que se queda con un aumento del 6,1%. Los 2.737 millones de euros facturados en la provincia al mercado de extranjeros representa el 19% del total de España, por lo que la provincia sigue siendo un punto clave en la adquisición de vivienda por no residentes.

Suscríbete a nuestra newsletter