La información económica de los líderes

Las parcelas han sido adquiridas por la gestora ADU Mediterráneo y la Confederación de Cooperativas de Viviendas de España

El Valencia CF dispone de más de 100 millones para pagar el nuevo Mestalla

Casi 100.00 metros cuadrados de superficie en el centro de la ciudad para viviendas en régimen de cooperativa y terciario

Archivado en: 

Mateu Alemany informando del acuerdo vinculante para la venta del viejo Mestalla

Hoy por fin se ha alcanzado un acuerdo sobre la adquisición de las parcelas del actual Mestalla. El Valencia CF ha alcanzado un acuerdo vinculante con la gestora ADU Mediterráneo y la Confederación de Cooperativas de Viviendas de España, Concovi.

El director general del club valenciano, Mateu Alemany indicó que no podría dar la “cifra mágica de la operación” por estar sujeta a una cláusula de confidencialidad, pero que la cifra podría permitir financiar íntegramente las obras del nuevo Mestalla.

Admitió que la cantidad a percibir estaría en cualquier caso por encima de los cien millones de euros, que el contrato de compraventa podría estar firmado antes del mes de octubre y la escritura pública en dos o tres años.

El director general del Valencia señaló que era posible, tras una periodo de obras que duraría entre dieciocho y veintidós meses, que el estadio podría estar operativo para la temporada 2022-2023.


El contrato de compraventa estará firmado en octubre y la escritura pública en dos o tres años


Respecto al momento del inicio de las obras, recordó la tramitación todavía no ha sido autorizada por el ayuntamiento de València y que esperan a la configuración del nuevo consistorio tras las elecciones para mantener una reunión urgente al respecto con la nueva corporación.

Para Alemany, es importante haber negociado con una cooperativa por un doble momento, ya que ofrece más al no necesitar tener el margen que busca tener un promotor y, en segundo lugar, para una cooperativa recibir el suelo en tres años en lugar de ahora es una virtud y no un problema.

Respecto a la estimación del coste y la duración de las obras, señaló que los arquitectos ya han empezado a trabajar y que la cantidad recibida desde la cooperativa financiará íntegramente el estadio, informa Efe.

“Va a ser bueno para ciudad y bueno socialmente“, añadió, quien respecto a las deudas con Bankia y CaixaBank, éstas habrán bajado sustancialmente y que será necesario, en su momento, un crédito puente.

Respecto a los elementos de negocio que pueda generar el nuevo campo, indicó que posibilitarán nuevos ingresos a través de una explotación en principio directa por parte del Valencia, aunque espera muchas propuestas interesadas en explotaciones específicas.

“Lo que será indiscutible es que el nuevo campo incrementará los ingresos del Valencia. Será un salto adelante a pesar lo que suponga sentimentalmente dejar el campo actual”, agregó Alemany, quien indicó que en la última fase de negociación hubo otras tres ofertas más para comprar el actual Mestalla.


Casi 100.000 metros cuadrados en una de las mejores zonas de la ciudad, de los que 55.000 se destinas a viviendas en régimen de cooperativa


Se trata, informa CBRE la consultora inmobiliaria que ha asesorado a la parte compradora, de la operación de suelo más grande por volumen de transacción de la última década en Valencia, con una superficie de 97.225 m2, de los cuales 55.769 m2 serán destinados a residencial y 41.456 m2 a terciario.

La parte compradora ha adjudicado a CBRE el mandato de la venta de la parte terciaria del viejo Mestalla, así como la venta de viviendas en régimen de cooperativa dentro del registro de demandantes de Concovi. La inscripción para la adquisición de estas viviendas se puede realizar a través de la propia consultora o de la plataforma Viviendea.

José Ángel Sospedra, director de CBRE Valencia, ha mostrado su satisfacción por “haber colaborado en el cierre de esta operación, ya que se trata de una de las grandes operaciones de suelo de la última década en Valencia, algo insólito debido a la falta de suelo disponible en la capital. Actualmente no queda una bolsa de suelo urbanizable similar en Valencia, ni por ubicación, ni por volumen, lo que la convierte en una operación emblemática”.


El Valencia CF todavía tiene pendiente solucionar el plan de Portxinos, aunque será, según Alemany, después de las elecciones


Por otro lado, Mateu Alemany, espera encontrar una “solución amistosa” en el conflicto que mantiene el Valencia CF con el ayuntamiento de Riba-roja y la Generalitat Valenciana por el plan Porxinos. “Ha habido contacto y estamos a la espera del nuevo escenario político y las personas que encabezan las instituciones”, precisó.

El Valencia, que compró unos terrenos en Riba-roja para instalar allí su ciudad deportiva aunque nunca se llevó a cabo este proyecto, reclama al ayuntamiento unos 25 millones de euros y mantiene abierto un litigio con el propio consistorio y la Generalitat Valenciana.

“Habrá que sentarse con Ayuntamiento y Generalitat, es indiscutible. Les interesa mantener ese diálogo abierto. Hay una problemática para nosotros y para ellos y entre todos lo debemos resolver y que sea positivo para todos: acreedores, instituciones públicas y los terrenos”, indicó Alemany.

“El Valencia no tiene intención de ejecutar las sentencias ni que los terrenos acaben en fondos y bancos. Acreedores, bancos y fondo e instituciones debemos buscar una solución amistosa y que sea bueno para la gente que vive en el municipio”, insistió el director general del Valencia.

Alemany explicó que los acreedores “tienen opción de recompra a partir de junio o julio”, pero recordó que deben esperar a las elecciones autonómicas del próximo 28 de abril y las locales del 26 de mayo.

 

Suscríbete a nuestra newsletter