Mercadona elimina las bolsas de plástico de un solo uso

Mercadona elimina hoy de forma definitiva de todas sus tiendas las bolsas de plástico de un solo uso. Las más de 1.600 tiendas de la cadena ya solo ofrecerán a los clientes tres tipos de bolsas: las de papel, las de rafia y las bolsas con un 50-70% de plástico reciclado procedente del embalaje recuperado en sus tiendas.

La fabricación de este último tipo de bolsas es posible aplicando los principios de la economía circular, aprovechando las más de 3.000 toneladas anuales de plástico recuperado de los embalajes de sus tiendas. Este plástico se envía al gestor Saica que lo convierte en granza. Posteriormente el fabricante Plasbel lo convierte en bolsas de la compra.

Con esta medida, que se inició en 2018 y se ha ido implantando de manera progresiva, el cliente que haya olvidado su bolsa en casa ya puede escoger entre la tradicional cesta de rafia de 50 céntimos, una bolsa de papel a 10 céntimos, y una bolsa con un contenido de plástico reciclado entre el 50% y el 70%, también a 10 céntimos. Todas estas opciones son reutilizables y reciclables.


La cadena trabaja ahora en reducir el plástico en las zonas de frescos y sustituirlo en breve por material compostable


Además, la compañía instalará progresivamente en todas sus tiendas un nuevo mueble para las bolsas de plástico que utilizan los “jefes” en las secciones de frescos, dotado de un nuevo sistema dispensador que reduce el despilfarro de las mismas.

Asimismo, está previsto que estas bolsas sean sustituidas por otras de material compostable antes de 2021. Mientras tanto, con el compromiso de reducir el consumo de plástico, se ha suprimido la zona de precorte para disminuir la cantidad de plástico que quedaba en el soporte, y que era desechada.

Todas estas iniciativas refuerzan el compromiso de Mercadona con el desarrollo de una actividad sostenible. Una apuesta que le llevó en 2011 a ser la primera empresa de su sector en introducir iniciativas para reducir la utilización de las bolsas de plásticos de un solo uso, y un año antes, en 2010, a convertirse en pionera en el reciclado de plástico con proyectos como el abordado conjuntamente con el proveedor SPBerner para incorporar una nueva línea de menaje (cubos, barreños, palos de escoba y fregonas), fabricada con el plástico recuperado de los invernaderos.

Asimismo, la compañía colabora desde 2001 con Saica Natur, división del Grupo Saica que gestiona los residuos y ofrece servicios medioambientales, a través de sus productos Saica Zero, que busca reducir la generación de residuos, mejorar la segregación de los mismos así como minimizar el envío a vertedero, y Saica Circular, es decir, devolver al mercado como nuevos recursos aquello que ya fue utilizado.

Como parte del Plan de Responsabilidad Social, Mercadona se compromete a mejorar la calidad del aire de las ciudades usando camiones y furgonetas propulsados por tecnologías limpias y eficientes, así como en la construcción de cubiertas ajardinadas y jardines verticales en sus tiendas.

También cuenta con un Sistema de Gestión Ambiental propio, enfocado a la optimización logística, la eficiencia energética y la reducción de residuos mediante principios de economía circular.

Suscríbete a nuestra newsletter