La información económica de los líderes

Durante un acto público con Perfecto Palacio

Puig transmite a la Cev que la cogestión público-privada “se puede hablar”

El candidato a la reelección por el PSPV-PSOE acepta un frente común con la patronal ante Madrid en temas clave como el agua y la falta de inversión estatal

Archivado en: 

Imagen del acto celebrado ayer en Alicante el Aula de Cultura de la Fundación CAM |E3

El PSPV-PSOE  ha recogido el guante tendido ayer -con cordialidad y firmeza a partes iguales- por Cev Alicante en cuatro cuestiones claves para la patronal:  iniciar un camino de cogestión público-privada en distintos ámbitos, garantizar el trasvase Tajo-Segura, hacer un frente común contra la infrafinanciación de la Comunitat ante el Gobierno central y optar por el diálogo como vía de entendimiento frente a las decisiones unilaterales.  Así se  puso de manifiesto durante un diálogo público mantenido entre el jefe del Consell y candidato a la reelección, el socialista Ximo Puig, y el presidente de Cev Alicante, Perfecto Palacio, organizado por la plataforma “Volem més” en el Aula de Cultura de la Fundación CAM.  Durante el acto, actuó como moderador el rector de la UA, Manuel Palomar.

La  necesidad de iniciar acciones de colaboración público-privada es “uno de los proyectos estratégicos de la Cev“, en palabras de Palacio, y uno de los asuntos de los que Ximo Puig afirmó estar dispuesto a hablar. “Vamos a forzar a la Generalitat Valenciana a iniciar ese camino de colaboración”, anunció el presidente de Cev Alicante a su interlocutor. En su opinión es el momento de “dar un paso adelante” y de “perder el miedo” a esa posibilidad de trabajo conjunto, “una vez superada la fractura de la hipoteca reputacional“. El presidente de la organización patronal alicantina, que puso como ejemplo a Hidraqua,  añadió que esa colaboración habría de cumplir unas reglas del juego claras” basadas en cuatro requisitos fundamentales: concurrencia competitiva, transparencia, seguimiento y medición de resultados en función de los objetivos.

Por su parte, Puig aseguró que estaba de acuerdo en que el modelo en general “ha de ser de cogestión” y no “gobernar desde un púlpito“.   Pero expresó sus reticencias a aplicarlo, por ejemplo, en el campo hospitalario sin unas garantías  claras que eviten los problemas que la gestión privada  en este ámbito ha provocado por errores del pasado.  En cualquier caso, aseguró que “todo se puede hablar y mejorar“.

Sobre el tema del agua hubo una concordancia mucho más estrecha entre ambos. “El trasvase Tajo-Segura es absolutamente imprescindible e irrenunciable. No hay alternativa“. De esta manera respondió Ximo Puig  a la necesidad de solucionar el problema endémico del déficit de agua que sufre la provincia planteado por el presidente de  Cev Alicante. Palacio señaló la necesidad de utilizar de forma correcta la palabra “solidaridad en esta materia. En alusión a las reticencias de Castilla La Mancha con respecto al Tajo,  aseveró que ser solidario, en este caso, solo puede tener un significado: “ceder agua para este territorio y no permitir que se haga un ejercicio de egoísmo“. En este mismo sentido, Puig defendió  la cultura agrícola  de la Vega Baja como un valor a mantener. “Es la huerta de Europa y la tenemos que conservar por el bien no solo de este territorio sino de España“, aseguró.

Igual sintonía mostraron ambos interlocutores a la hora de hablar sobre la infrafinanciación y la falta de inversión pública que sufre la provincia de Alicante por parte del Ejecutivo central. “Inversión es crecimiento y es beneficio para la sociedad. Debemos alzar la voz y hacer una apuesta común para que el Gobierno se acuerde de nosotros. Somos la quinta provincia de España y no podemos estar a la cola de las inversiones”, afirmó Perfecto Palacio. En opinión del presidente de Cev Alicante, “tenemos que sacar este tema del debate político con independencia de quién gobierne en Madrid y darle visibilidad“, planteó a Puig. En respuesta, aseguró estar de acuerdo y añadió que la imagen de la Comunidad Valenciana en Madrid tiene el problema de no ser percibida como un lugar con carencias. “En su imaginario somos el levante feliz“, dijo. El candidato socialista añadió que “la gran inestabilidad política en España impide abordar el cambio en el modelo de financiación” pero que tras las elecciones generales “gobierne quien gobierne, la Generalitat va a redoblar en ese sentido la acción”.

Durante el acto también se abordó el asunto de la interlocución con la administración. El presidente de Cev Alicante elogió la capacidad de llegar a acuerdos que posibilita el diálogo  y animó a los responsables políticos a hacerlo. ” Hablemos. No tomemos decisiones unilateralmente“, pidió a Puig. El president de la Generalitat, haciendo gala de la misma actitud conciliadora mostrada a lo largo del encuentro,  le dio la razón y añadió  en el mismo sentido que “el diálogo  social no es una posibilidad. No hay alternativa“. También coincidieron en afirmar que se ha de seguir avanzando en materia de vertebración del territorio.

Puig acabó el encuentro con el anuncio electoral de extender la exención del 99% del impuesto de sucesiones y donaciones  a todas las empresas familiares de la Comunitat Valenciana. Una rebaja fiscal que, según explicó,  supondría una incidencia sobre el presupuesto autonómico de entre 2 y 7 millones de euros.

Suscríbete a nuestra newsletter