La información económica de los líderes

Conocer exactamente donde se producen las mayores emisiones permitirá aplicar estrategias de reducción

Ganadería y transporte son los que más gases efecto invernadero generan

El estudio realizado por la Real Academia de Ingeniería, se ha presentado en la UPV

Los autores del estudio en su presentación en la UPV

La ganadería y el transporte son los subsectores que generan mayor número de emisiones de Gases Efecto Invernadero. Así se desprende del estudio realizado por la Real Academia de Ingeniería que se ha presentado en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y del Medio Natural de la Universitat Politècnica de València. El estudio también pone de manifiesto la reciente disminución del peso de los cultivos en el total de las emisiones.

El estudio cuenta con la financiación de las empresas Idai Nature, Corteva y Ebro Foods y el apoyo de Ceigram y la Universidad Politécnica de Madrid.

Los resultados de este estudio, cuyas conclusiones finales estarán a partir del verano de 2019, pondrán de manifiesto los “puntos calientes” en las emisiones de GEI en sistema agroalimentario español, en cualquier eslabón de la producción agrícola, su transformación en alimentos o el consumo final.


Es el primer estudio que se realiza sobre el impacto medioambiental del sector agroalimentario español


La novedad de este estudio radica en la nueva metodología que el equipo de investigadores de la Real Academia de Ingeniería y el Centro de Estudios e Investigación para la Gestión de los Riesgos Agrarios y Medioambientales, Ceigram,  ha desarrollado y que busca cuantificar adecuadamente las emisiones de Gases Efecto Invernadero.

El estudio del sector agroalimentario es el primero que se realiza con este modelo, pero está previsto que se analicen otros sectores de la economía española. Posteriormente, la segunda fase de este proyecto consistirá en su aplicación a escala internacional.

La metodología que ha presentado la RAI incluye el sistema en su totalidad y permitirá obtener datos de emisiones por cultivo, tipo de ganadería y sector alimentario. Esto permitirá identificar los puntos débiles de cada sistema y plantear estrategias que minimicen el impacto.

El estudio incluye emisiones de procedencia animal y mecánica, quema de residuos, balance del carbono en suelo y en la biomasa leñosa; uso de energía, producción de fertilizantes y fitosanitarios de síntesis; infraestructuras de regadío, invernaderos y emisiones de rumiantes. Además se analiza la cadena alimentaria posterior, el consumo y la gestión de residuos del sistema en su conjunto.

En una segunda fase, la RAI comparará el sistema agroalimentario español con el de otros países de nuestro entorno.

Suscríbete a nuestra newsletter