La información económica de los líderes

En este primer trimestre se han cubierto 200 de las 300 ofertas de trabajo recibidas

La Diputación de Castellón gestionó 2.000 empleos en 2018 con formación a la carta

El servicio provincial estudia nuevos cursos específicos de electromecánica y soldadura tras haber obtenido un índice de inserción laboral superior al 60%

El diputado Aguilella, de pie, en una de las reuniones mantenidas con los empresarios

La formación a la carta es  la receta que ha posibilitado una inserción superior al 60 por ciento a los participantes en las actividades formativas impulsadas por el Servicio de Prospectores de Empleo de la Diputación de Castelló. Unas acciones que le han permitido gestionar dos mil empleos en 2018. Se trata de una iniciativa en la que están implicadas más de 2.500 empresas de la provincia.

Formación a la carta y atendiendo la demanda de los empresarios son las claves para devolver al mundo laboral a los desempleados castellonenses. Esa escucha activa corre a cargo de los prospectores de empleo de la Diputación que pulsan las necesidades de las empresas y adaptan la formación de los trabajadores a los perfiles laborales que demanda la industria. Fruto de esa acción es la oferta de formación en electromecánica y soldadura para este año.

Esta acción coordinada ha hecho posible que el servicio que ofrece la corporación provincial haya gestionado en  los tres últimos meses  300 ofertas de trabajo, de las que ya se han cubierto 200,  lo que, según fuentes de la institución, eleva a más de cuatro mil empleos los que se han cubierto desde este servicio en los últimos cuatro años.

Estos cursos específicos se suman a los realizados en años anteriores, como recuerda el diputado de Promoción Económica, Salvador Aguilella, que abarcaron otros ámbitos, tanto del sector servicios como el industrial al haber dirigido acciones formativas a personal de supermercados, operarios de fábricas atomizadoras o personal de hostelería o ventas, alcanzado un índice de inserción laboral superior al 60 por ciento.

El éxito es fruto de un trabajo previo por parte de los técnicos del Servicio de Prospectores que realizan una media de cien visitas mensuales a las empresas colaboradoras y analizan los perfiles profesionales que requieren contratar las empresas. Detectada la necesidad los técnicos y los responsables de las empresas diseñan y coordinan los programas formativos específicos para cubrir las necesidades de contratación de personal cualificado cuando se detecta la falta de profesionales en la materia requerida.

El Servicio de Prospección de Empleo  está gestionado por dos prospectores de empleo y una coordinadora que visitan empresas  para presentarles los servicios que la corporación provincial ofrece gratuitamente a las empresas y autónomos en materia de formación y empleo. Entre ellos, los servicios de intermediación laboral de la agencia de colocación, formación empresarial, transmisión de empresas en municipios del interior o la participación en eventos como el  Workforum,  punto de encuentro entre trabajadores y empresas.

Aguilella explica que “a día de hoy hay 19.865 castellonenses inscritos en esta plataforma de la Diputación para ayudarles a encontrar un puesto de trabajo adecuado a su nivel de formación. Estos días estamos trabajando con las asociaciones profesionales ultimando la programación de estos cursos que dan continuidad al buen comportamiento del servicio de prospección de empleo por el que gestionamos las solicitudes de centenares de personas desempleadas de la provincia para ayudarles a encontrar esa oportunidad laboral en su tierra”.

Este servicio de empleo está gestionado desde los Centros de Empleo de la Vall d’Alba, Segorbe, Lucena, Albocàsser y Morella.

Suscríbete a nuestra newsletter