La información económica de los líderes

Se encienden las alertas

La anulación parcial del Plan Hidrológico del Tajo obligará a revisar el trasvase

La sentencia implica que se fijarán caudales ecológicos en Aranjuez (Madrid), en Toledo y en Talavera de la Reina -zonas de cabecera del río

Archivado en: 

Conducciones del trasvase Tajo-Segura a su paso por la huerta de la Vega Baja | Foto: Efe/ Pep Morell

El trasvase Tajo-Segura tendrá que revisarse tras la sentencia del Tribunal Supremo que anula varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo. La ausencia de caudales ecológicos en varios tramos del río ha sido la clave que ha dado un fallo favorable a los ecologistas de Castilla-La Mancha, que abogan por alcanzar un nuevo acuerdo en materia de trasvases.

La sentencia ha encendido todas las alertas en la provincia de Alicante y Murcia, pues deja tocado tanto el Memorándum que firmaron las autonomías como, lo más importante, las cantidades trasvasables y los mínimos para que sea posible.

La sentencia obliga a fijar caudales ecológicos en Aranjuez (Madrid), en Toledo y en Talavera de la Reina -zonas de cabecera del río- que no estaban fijados en el plan hidrológico, aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2016. Esto modificará inevitablemente el volumen de agua a trasvasar.

Puig llama a la calma

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que “siempre va a estar al lado” de los regantes de la Comunitat Valenciana, especialmente de los de la provincia de Alicante. Puig ha asegurado que “un ejercicio de confrontación” no lleva a ningún sitio, por lo que ha pedido que no cuenten con el Gobierno valenciano para hacer confrontación respecto al trasvase Tajo-Segura.

Fuentes del Ministerio de Transición Ecológica han señalado que el Gobierno acatará la sentencia del Tribunal Supremo, un texto que, a su juicio, confirma que la nueva política del agua del Gobierno “va en dirección correcta“, según publica Efe. El Gobierno de Pedro Sánchez se encontró en junio pasado “unos caudales legales fijados que está costando deshacer“, pero el Ejecutivo trabaja para que las decisiones en materia de agua “se tomen en base a los caudales ecológicos“, añaden las mismas fuentes.

De hecho “la revisión de los planes hidrológicos de tercer ciclo”, que actualmente se encuentra en fase de “tramitación“, ya incluye en el caso del Tajo, la dotación de caudales ambientales, puntualizan.

Un recurso de 2016

El recurso, que ha sido estimado parcialmente por el alto tribunal, fue interpuesto en 2016 por varias asociaciones vecinales y de municipios afectados por el trasvase al Segura. La Plataforma en Defensa de los Ríos Tajo y Alberche de Talavera de la Reina (Toledo), una de las denunciantes, está convencida de que esta decisión judicial deja el trasvase Tajo-Segura “prácticamente liquidado”, según declaro este sábado su portavoz, Miguel Ángel Sánchez.

Greenpeace considera esta sentencia “histórica” y un espaldarazo a las reivindicaciones que durante años han hecho las asociaciones ecologistas. No fijar estos caudales ha creado una situación de “desastre” para el ecosistema del río, que “se está muriendo, ha declarado a Efe el responsable de la campaña de Agua de Greenpeace, Julio Barea.

La Confederación Hidrográfica del Tajo deberá presentar un nuevo plan adaptado a estos nuevos caudales ecológicos, que ahora mismo “no está cumpliendo”, ha añadido. El portavoz del área de aguas de Ecologistas en Acción, Santiago Martín Barajas, estaba convencido de que la Justicia daría la razón a los afectados, porque el Plan Hidrológico del Tajo no cumplía con la propia normativa española ni la Directiva Marco del Agua europea.

El caudal ecológico necesario es el volumen mínimo de agua necesario para evitar la degradación ambiental del curso de agua del río, su cauce y su ribera. Los caudales mínimos fijados en el texto eran “ridículos“, contravenían las leyes y eran “insuficientes” para el mantenimiento de los ecosistemas del río, según el ecologista.

Según el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, el fallo “pone patas arriba la política de agua de Rajoy y Cospedal” y obliga a rehacerla, en particular en relación a los trasvases. Page ha abogado por “alcanzar un gran acuerdo” en materia de agua que, a su juicio, no debe ser “ficticio, sino un acuerdo real“.

Suscríbete a nuestra newsletter