La información económica de los líderes

Aprobadas las cuentas y los nombramientos de Torres y Genç en una junta bronca que exige rigor para recuperar la confianza

Los accionistas de BBVA quieren llegar hasta el final en el caso González

Algunos accionistas piden que el ex presidente de BBVA devuelva los bonus

La junta de accionistas del BBVA transcurrió como se esperaba: bronca. Finalmente Carlos Torres consiguió que su nombramiento fuera refrendado por el 98% de los votos. El “caso Villarejo” eclipsó todo intento de centrar la atención en los buenos resultados económicos y fue el tema principal de las intervenciones que han exigido que la investigación no se cierre en falso y no han dudado en reclamar a Francisco González que devuelva sus bonus.

La gran sorpresa la ha protagonizado el expresidente de Sacyr Luis del Rivero, que ha intervenido como accionista y ha negado que el intento de tomar el control del BBVA que encabezó la constructora en 2004 obedeciera a “razones políticas”, como se ha hecho creer a la opinión pública.

Del Ribero ha pedido, mediante una carta a los accionistas, la creación de un comité especial para coordinar la investigación del caso, que debería estar formado por históricos de la entidad como Pedro Luis Uriarte, Juan María Nin, José Domingo Ampuero o Jesús María Caínzos.


Los accionistas se muestras preocupados por la pérdida de confianza y exigen que la investigación no se cierre en falso para recuperar la reputación


Para el expresidente de la constructora, si este equipo coordinara los trabajos de Uría, Garrigues y PwC, los informes “tendrían más valor y el banco salvaría su reputación”, informa Efe.

Lejos de la política, afirmó, el intento de abordaje contaba con el apoyo de las más de 80 familias vascas que mandaban en el banco hasta que el entonces gobernador del Banco de España, Jaime Caruana -actual consejero del BBVA- echó a casi todos sus representantes en el consejo, con la excusa de las cuentas opacas de Jersey, ha revelado.

Del Rivero no sólo se centró en la conducta de González, sino que criticó decisiones societarias, enumerando operaciones fallidas, para acabar afirmando que si FG no hubiera accedido a la presidencia, la entidad se hubiera ahorrado los 250 millones de euros que, estima, se ha llevado entre retribuciones y pensión. Una pensión, recordó otro de los intervinientes, equivalente a la que recibirían 2.000 empleados.


La junta casi por unanimidad aprueba las cuentas y los nombramientos


El representante de la asociación de ex empleados, por su parte, se preguntó como ha sido posible que fallaran todos los controles internos y se hicieran pagos por 10 millones de euros al entramado de Villarejo.

Otro accionista corregía las palabras de Torres en las que agradecía el gesto de González de renunciar temporalmente a la presidencia de honor del BBVA y de la Fundación, y expresaba su deseo de que fuera permanente.

Finalmente, la junta ha aprobado por mayoría todos los puntos del orden del día, entre ellos la reelección como consejero de Torres Vila, con el 98 % de los votos, y el nombramiento de Onur Genç como consejero, con el 99 %, así como las cuentas de 2018, el nuevo sistema retributivo de los consejeros o el dividendo correspondiente al ejercicio.

Suscríbete a nuestra newsletter