La información económica de los líderes

Relevo en Alicante

El relevo en la Comandancia, ¿un nuevo impulso para el traslado de la Guardia Civil?

El nuevo coronel y el alcalde se comprometen a llevar adelante la permuta de los terrenos a un cambio demandado hace 31 años.

El nuevo responsable de la Guardia Civil en la provincia de Alicante, el coronel José Hernández Mosquera, se fijó ayer como una de sus principales prioridades la construcción de una nueva Comandancia en el barrio de Rabasa que, tras el principio de acuerdo con el ayuntamiento, podría ser licitada antes de que acabe 2019.

En su toma de posesión, Hernández Mosquera enfatizó que la Guardia Civil de Alicante, la tercera en actividad de España tras Madrid y Valencia y que cuenta con 2.700 agentes, necesita unas “instalaciones dignas y modernas”. El nuevo responsable del Instituto de la Armada hizo estas declaraciones ante el alcalde de Alicante, Luis Barcala; el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio; el General Jefe de la 6ª Zona de la Guardia Civil, Jesús Hermida y la subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador.

El coronel agradeció la predisposición del Ayuntamiento para la permuta de terrenos en Rabasa, con lo que la actual sede, un antiguo hospital situado en la calle San Vicente, quedará a disposición del ayuntamiento. Este cambio está pendiente de la firma de un convenio entre la Guardia Civil y el consistorio, que ha incluido en los presupuestos de este año una partida para la urbanización de la zona afectada en Rabasa.

Posteriormente, se culminará el proyecto constructivo, que ya ha comenzado el instituto armado y que es consensuado con el ayuntamiento, y una vez que éste reciba luz verde se procederá a la licitación de las obras, lo que se espera que pueda ocurrir antes de que concluya 2019.

El general jefe de la VI Zona de la Guardia Civil, José Hermida, suscibió las palabras de Hernández Mosquera y comentó que la actual sede de la Comandancia, la más antigua del país, “no satisface las necesidades mínimas que Alicante necesita“. Además, aseguró que la Dirección General de la Guardia Civil otorga a este asunto un “lugar preferente“, lo mismo que el delegado del Gobierno en la Comunitat que incidió en que la nueva Comandancia es una infraestructura con una “prioridad absoluta” para el Ejecutivo central.

Una de las primeras acciones de Barcala

El alcalde alicantino, Luis Barcala, detalló posteriormente que al mes de llegar a la alcaldía retomó este asunto que se llevaba arrastrando 31 años, para que la Guardia Civil cuente con unas instalaciones “más adecuadas”. También recordó que, en un primer momento, lo trató con el exministro del Interior del PP Juan Ignacio Zoido y añadió que en los presupuestos aprobados hace 48 horas hay una dotación para la urbanización del entorno de la parcela a donde se trasladará la Comandancia y para el desvío de una canalización de gas.

Además, el alcalde subrayó que esta permuta permitirá “recuperar el edificio emblemático” que ahora ocupa la Comandancia y confirmó que éste tendrá un destino “estrictamente cultural” que, en todo caso, no ha acabo de definir. Su intención es que este antiguo hospital se convierta en “un referente de la cultura de Alicante” y forme parte del eje del Mubag, el Teatro Principal y el centro cultural de Las Cigarreras.

Suscríbete a nuestra newsletter