La información económica de los líderes

Con la mirada puesta en 2019

Costa Blanca hace su apuesta por La Vuelta y la gastronomía para ganar visibilidad

La promoción de La Vuelta es el puntal de una provincia que ha entendido que el atractivo audiovisual es clave

Benidorm, Playa de Levante. | E3

La provincia de Alicante vive un 2019 marcado por la gastronomía y el deporte de élite. La Costa Blanca no abandona sus líneas estratégicas generales, pero sí prestará especial atención a estos dos ejes, porque ante sí tiene la celebración de la capitalidad gastronómica mediterránea de Alicante y La Vuelta Ciclista a España.

Fitur dejó claro que el destino quiere ganar visibilidad y jugar fuerte en el campo deportivo. La promoción de La Vuelta, con el hándicap de albergar la salida en Torrevieja es, sin duda, el puntal de una provincia que ha entendido que el atractivo audiovisual es clave para atraer al turista nacional.

El presidente del Patronato Costa Blanca, César Sánchez, dijo literalmente que era lo que el sector demandaba y es cierto, los profesionales quieren que no se descuide esa figura, porque Turquía ha despertado y la diversidad de viajero internacional no llega con el mismo fluir a todas las localidades.

Objetivos

Junto a los dos grandes ejes, Costa Blanca prevé como objetivos el desarrollo del producto turismo industrial, asociado a la marca Made in Costa Blanca. El proyecto, realizado conjuntamente con la Cámara de Comercio de Alicante, se articula a partir de rutas sobre sectores como el turrón o zonas geográficas.

En el calendario también está el refuerzo del producto Costa Blanca Film Commission, relacionado con el turismo cinematográfico. Ahora se parte de una base de trabajo, donde la provincia alicantina cuenta con un inventario de recursos para la filmación que estará en breve disponible en nuestra web y se está trabajando en la adhesión a la Spain Film Commission.

De los 5,1 millones de euros, el organismo turístico provincial destinará este año a la promoción turística el 72 % de su presupuesto. Por mercados, las acciones de promoción están dirigidas a continuar equilibrando y diversificando mercados maduros con emergentes, con especial atención al devenir de Reino Unido y el brexit.

Con la adhesión de la provincia de Alicante a la Red de Destinos Turísticos Inteligentes de Segittur, se lanza Smart Costa Blanca, relacionado con la transformación digital de la provincia de Alicante. La inversión ascenderá, con la cofinanciación de Red.es, a 2,6 millones de euros en los próximos dos años.
En otros apartados, Costa Blanca mantiene abiertas varias líneas de trabajo: la profesional en ferias y la de experiencias en online. Respecto a la primera, la presencia en ferias supone una avanzadilla de programa y propuestas en el entorno de turoperadores y sector. Desde hace cuatro años, el Patronato replanteó toda la estrategia en ferias y apostó decididamente por certámenes de producto, eventos b2b –workshops profesionales- o marketing de eventos.

Uno de los ejemplos lo vimos en la reciente edición de Fitur, con más de 50 reuniones con profesionales del sector turístico de segmentos específicos -cruceros, familiar, MICE- de 21 países diferentes; además de, empresas de innovación de herramientas.

2018, el optimismo que volvió a ser récord

Los expertos en turismo hace tiempo que decidieron ser cautos por los vaivenes del mercado y porque hay efectos, como la inestabilidad geopolítica, que rompen previsiones. Sin embargo, 2018 fue mejor de lo previsto.

El año pasado, el aeropuerto de Alicante-Elche recibió 13,9 millones de pasajeros (13.981.689), lo que supone un aumento del 2 %, un nuevo récord. El turismo británico obvió las incertidumbres del brexit.

En el alojamiento hotelero, la Costa Blanca recibió 2.382.559 de turistas nacionales y 2.065.288 de turistas internacionales, lo que supone un aumento del 1,8 % y el 1 % respectivamente. El número de pernoctaciones se mantuvo tanto en el caso de la demanda nacional (0,1 %) como en el caso de la extranjera (-0,001 %). La cifra total fue 8.135.679 pernoctaciones de turistas nacionales y 9.909.599 pernoctaciones de viajeros extranjeros.

Según datos de Hosbec, el 2018 tuvo una ocupación hotelera media en la Costa Blanca del 67,7 %, se dejaron tres puntos en la ocupación media de la provincia de Alicante (más o menos el mismo registro tanto si computamos los datos de Benidorm como si los excluimos). El resultado es el segundo mejor del periodo 2008-2018.

Suscríbete a nuestra newsletter