La información económica de los líderes

Conflicto entre taxistas y VTC

Los taxistas no ven preocupante el nuevo modelo de negocio de Cabify

La plataforma de VTC regresó a Barcelona la semana pasada con una fórmula legal que le permite aplicar la precontratación de 15 minutos tan solo una vez

Archivado en: 

Protestas de los taxistas contra las VTC. Foto: Archivo E3.

Cabify anunciaba la semana pasada su regreso a Barcelona tras encontrar un resquicio legal que les permite esquivar los límites de la precontratación. Dada la similitud entre la regulación catalana y el decreto que actualmente se tramita en la Comunitat Valenciana, se podría pensar que esta sagacidad es extrapolable a nuestra región, sin embargo los taxistas valencianos no están preocupados antes esta posibilidad. “No tiene recorrido legal“, sentencia Ismael Arráez, presidente de la Asociación Gremial del Taxi de València, quien señala que “los usuarios no están tan desesperados para buscar una alternativa al taxi“.

La multinacional de las VTC consiguió eludir la exigencia de la Ciudad Condal de establecer una precontratación de 15 minutos a través de un nuevo modelo de negocio con el que solicitan a los usuarios que acepten un contrato gratuito de un año y garantizan, que a partir de la segunda reserva, no será necesario un tiempo de margen para contratar sus servicios. Este nueva manera de funcionar ya ha sido respaldada por más de 50.000 usuarios pero les ha valido que el Gobierno catalán les abra un expediente informativo para aclarar los términos de contratación y prestación del servicio de las VTC.

Dado que, como señalan taxistas y la patronal de las VTC, el decreto valenciano es un “calco” del catalán, este nuevo modelo podría aplicarse también en la Comunitat. Al ser preguntados por esta posibilidad, Cabify ha preferido no prestar declaraciones y no anticipar sus planes para Valencia. Mientras, celebran en su cuenta de Twitter el regreso a Barcelona: “Te hemos echado de menos. A partir del 7 de marzo volvemos a recorrer tus calles. Lo haremos bajo un nuevo modelo de negocio que se adecua a la normativa puesta en marcha por la Generalitat“, puede leerse en la red social de la compañía.

El decreto estará listo el 22 de marzo

Por su parte, desde Unauto VTC señalan que “la decisión de Cabify de volver a operar en Barcelona es una decisión individual de la compañía” y que están estudiando este nuevo modelo de negocio propuesto por la plataforma de VTC. “Es un tema jurídico de Cabify, desconozco en qué han basado su nuevo modelo de negocio en Barcelona para seguir operando“, expone Ricardo González, presidente de Unauto VTC en Valencia.

Añade que es un escenario que “aún no contemplamos en Valencia” ya que según explica están a la espera del decreto que tramita la Generalitat Valenciana, que para ellos es “inconstitucional y no debe aprobarse“. La patronal de las VTC ha solicitado una consulta al Consell Jurídic Consultiu (CJC) de la Comunitat sobre la constitucionalidad del decreto ley.

En este sentido, apunta Ismael Arráez que tras la última reunión mantenida con la Generalitat se les transmitió la “intención de que salga adelante” la normativa para regular a las VTC y que está previsto que el 22 de marzo este lista.

Cabify aportó a las arcas del Estado 8 millones de euros

Tras los últimos acontecimientos regulatorios en el sector, Cabify anunció ayer en un comunicado el lanzamiento de una campaña institucional con la que pretende resaltar el “impacto positivo” de la compañía para España. Esta es la primera campaña nacional de participación ciudadana de la empresa y según señalan “representa una declaración de intenciones y de transparencia“.

De este modo hicieron público que la plataforma aportó a las arcas del Estado 8 millones de euros en el último ejercicio por conceptos impositivos de IVA, IRPF y cotizaciones sociales. Esta cifra supone el doble de lo que Cabify abonó al Estado por estos mismos conceptos en 2017.

Bajo el lema ‘¿Te subes?’, la campaña recorrerá todas las ciudades de España en las que opera Cabify y mostrará los cuatro argumentos que la compañía utiliza para demostrar su “aportación social y económica” al país: la tributación, el empleo, la reducción del tráfico y el medio ambiente.

Suscríbete a nuestra newsletter