La información económica de los líderes

Jornada de autoconsumo organizada por Ineca

Rafael Climent: “Es momento de hacer economía del cambio climático”

El conseller  asegura  que, en lo que llevamos de año, las solicitudes de ayuda  para instalaciones de autoconsumo han aumentado un 44%

De derecha a izquierda, Rafael Ballester, Rafael Climent y Diego Navarro |E3

Estamos en un momento en el que tenemos que hacer economía del cambio climático o este planeta nos va a dar un buen susto del que tardaremos mucho en recuperarnos”. En estos términos se dirigió ayer en Alicante el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, a los asistentes de la jornada “Mejora de la competitividad en la empresa: apuesta por el autoconsumo” organizada por el Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (Ineca) y la empresa “Cubierta Solar”.  El conseller  subrayó la necesidad de transformar el actual modelo energético para llegar cuanto antes a una economía “totalmente descarbonizada”. En España, solo el 3% de la energía producida actualmente es fotovoltaica.

Desde la Generalitat Valenciana  se contribuye a este cambio “necesario” con ayudas  destinadas tanto a empresas como a particulares. A nivel doméstico  se apoya el autoconsumo con desgravaciones en la declaración de la renta hasta un máximo de 8.000 euros mientras que en el ámbito empresarial se conceden ayudas directas  de hasta 300.000 euros a un cero por ciento de interés para instalaciones fotovoltaicas.

Climent afirmó que en la actualidad existe un  interés cada vez más creciente por la alternativa del autoconsumo  y así lo demuestra la evolución experimentada por  las solicitudes de las  ayudas habilitadas por la Conselleria para este fin.  Según el conseller, en 2017 se presentaron solo cinco peticiones, frente a las 25 de 2018 y las 39 solicitudes tramitadas en lo que llevamos de 2019. En su opinión, el nuevo marco legal surgido tras la eliminación  en octubre del pasado año del denominado “impuesto al sol” va a facilitar en gran medida el cambio de modelo energético.  “Se está perdiendo el miedo”, aseguró.

3.000 horas de sol

Por su parte, Luis Navarro, CEO de la empresa “Cubierta Solar”,  afirmó durante la jornada que la Comunidad Valenciana está liderando a nivel nacional ese cambio de modelo.  Navarro destacó  que el autoconsumo diurno con paneles solares es “económicamente  muy rentable”  en zonas de amplia radiación como es el caso de la provincia de Alicante -donde  se dan en torno a 3.000 horas de sol anuales-  y permite ahorros de hasta un 80%  con respecto a la red eléctrica.  “Estamos hablando de que 1 Kw/hora en fotovoltaica cuesta dos céntimos y la misma energía cogida de la red  tiene un coste de diez”, detalló.

Navarro puso como ejemplo de apuesta por el nuevo modelo energético a la compañía de productos textiles para la decoración y moda “TexAthenea” de Villena. La empresa cuenta con la instalación fotovoltaica para autoconsumo más grande de España. Sus dimensiones son similares a cuatro campos de fútbol y está preparada para generar más de 4 millones de kwh al año, lo que equivale al consumo anual de 500 hogares. Esta instalación, que ha tenido un efecto “tractor” para otras empresas en el ámbito de la Comunidad Valenciana,  evita la emisión de 1.480 toneladas de CO2 a la atmosfera, el equivalente a más de 130.000 árboles.

Según el CEO de “Cubierta Solar”, por sectores, lideran el autoconsumo en la provincia de Alicante la industria textil, agroalimentaria, de inyección de plástico y los hoteles. En Valencia se centra principalmente en naves logísticas y cámaras frigoríficas y en Castellón en la actividad cerámica.

Por su parte, el presidente de Ineca, Rafael Ballester, afirmó durante su intervención que el autoconsumo genera un nuevo modelo de industria vinculada a las energías renovables “que beneficia la creación de ecosistemas empresariales innovadores vinculados a las nuevas tecnologías y a la investigación“. En su opinión,  ello permitirá fomentar el talentoy potenciar la creación de empleo directamente asociado a la lucha contra el cambio climático”.  Según Ballester, “ese  nuevo modelo de industria fomentará además la competencia en un mercado caracterizado por los grandes operadores, en beneficio del usuario y del propio mercado“.

Suscríbete a nuestra newsletter