La información económica de los líderes

Doctor honoris causa por la UPV

Sauvage: “Europa se ha beneficiado de la diáspora del talento español”

El premio Nobel de Quimica 2016 Jean-Pierre Sauvage, uno de los padres de las “máquinas moleculares”, ha sido investido hoy doctor ‘honoris causa’ por la UPV

El investigador Jean-Pierre Sauvage, premio Nobel de Química 2016, ha sido investido hoy doctor honoris causa por la Universitat Politècnica de València.

El investigador Jean-Pierre Sauvage, premio Nobel de Química 2016, ha sido investido hoy doctor honoris causa por la Universitat Politècnica de València (UPV). En la rueda de prensa previa a la ceremonia, Sauvage ha declarado que estaba muy contento por este reconocimiento. “En particular, por tratarse en concreto de esta universidad. Tengo una conexión muy especial con la UPV”, ha manifestado el premio Nobel de Química.

Y es que la vicerrectora María Consuelo Jiménez fue discípula de Sauvage de 1998 a 2000 en la Universidad de Estrasburgo, gracias a una beca Marie Curie. De ahí que la iniciativa del nombramiento haya surgido de su Vicerrectorado de Planificación y Prospectiva y que ella misma haya actuado hoy como madrina de la ceremonia. No solo les une una relación personal de amistad, sino que, a partir de aquella estancia posdoctoral, se abrieron líneas de colaboración entre grupos de las dos instituciones.

Fuga del talento español

Preguntado sobre la diáspora del talento científico que se ha producido en España, Sauvage ha lamentado la situación. “Europa se ha beneficiado tremendamente de ello. En Francia, numerosos centros han acogido con los brazos abiertos a los investigadores españoles, a sabiendas de que es gente de excelente nivel y altamente cualificada. Pero soy consciente de que es una circunstancia triste para ellos”, ha expuesto Sauvage.

Sobre ello, el rector Francisco Mora ha declarado en su intervención en la ceremonia de investidura que “el futuro ni está escrito ni es inevitable. La ciencia se enseña también para dar una esperanza.”

La vicerrectora de la UPV, María Consuelo Jiménez, el rector, Francisco Mora, y el investigador Jean-Pierre Sauvage, premio Nobel de Química 2016.

“La ciencia básica es el origen de todo”

Según sus maestros, Sauvage ha sido un investigador original y creativo. Fan de Jimi Hendrix y de Japón, Sauvage fue galardonado con el premio Nobel de Química 2016 junto a James Fraser Stoddart y Bernard Lucas Reinga por la síntesis de las ‘máquinas moleculares’. Se trata de conjuntos de moléculas capaces de ponerse en marcha de forma controlada a partir de un estímulo (una señal de luz, un impulso térmico o eléctrico) y que pueden reproducir en escala nanométrica los movimientos de rotación, traslación y contracción.

Preguntado por las aplicaciones que todo ello puede tener en el futuro, Sauvage se ha mostrado categórico,“la ciencia básica es el origen de todo. Si miramos el entorno, los equipos informáticos, los avances médicos… todo parte de una investigación básica”, ha señalado y añade que “hoy por hoy, el hallazgo de las máquinas moleculares ya ha generado nuevos materiales como son los films inteligentes. A corto plazo, en medicina, se abren posibilidades muy emocionantes. Las máquinas moleculares podrán viajar en la sangre para transportar fármacos hasta un objetivo concreto (una célula maligna, un virus o una bacteria) y liberar allí su carga. Hay trabajos muy prometedores en ese sentido”.

Tras la llamada del comité noruego

Cuenta Savauge que, cuando colgó el teléfono tras la llamada del comité noruego, se dejó caer un par de minutos en la silla para recuperar el aliento. E inmediatamente, acudió al despacho de su amigo y mentor Jean Marie Lehn, (a su vez, premio Nobel de Química de 1987) y le dijo “¿Será posible que a mí también me lo hayan dado?” Y, Lehn, que había dirigido la tesis del joven Sauvage en sus inicios, saltó de alegría.

La existencia de este “viejo republicano laico” (“para mí, Dios es el Big Bang” ha declarado en más de una ocasión) ha cambiado radicalmente desde ese momento. Vivía parcialmente retirado y, ahora, se dedica a impartir conferencias en medio mundo aunque, según confiesa, se ve obligado a rechazar unas 350 invitaciones al año por falta de tiempo. Pero, sobre todo, Sauvage viaja por los institutos de enseñanza secundaria explicando a los adolescentes que la ciencia es fascinante.

En la Comunitat Valenciana, Sauvage va a impartir seis charlas: cuatro dirigidas a escolares y dos, para expertos. El premio Nobel ha admitido que los niños y niñas de Primaria son un público muy difícil. “En cambio, interactuar con jóvenes a partir de 15 y 16 años, es muy gratificante. Son espontáneos, creativos e intervienen mucho. Yo lo disfruto de veras”, ha expuesto.

Tres consejos a los investigadores que empiezan

A los que están empezando una carrera investigadora, Sauvage les ha recomendado que se diviertan con lo que hacen. “Si no lo pasan bien con la ciencia, les sugeriría que se dedicaran a otra cosa.” Y ha formulado aún dos consejos más: “Les diría que no dejen de aprender, que lean, que asistan a conferencias, que se interesen no solo por los avances de su especialidad, sino que tengan curiosidad un poco por todo”, ha señalado el premio Nobel de Química.

Y, por último, les ha animado a arriesgar. “En lugar de trabajar siempre en la misma especialidad durante mucho tiempo, les invitaría a saltar a otros campos. Deben salir de su zona de confort y adentrarse en lugares donde no se sientan tan cómodos o expertos, porque ahí es donde están las oportunidades”, concluye Sauvage.

Jean-Pierre Sauvage, premio Nobel de Química 2016, durante la investidura como doctor honoris causa por la UPV.

Suscríbete a nuestra newsletter