La información económica de los líderes

Solo cuenta con 8 de los 29 ediles de la Corporación

El PP aprueba en Alicante el presupuesto para 2019 a pesar de su clara minoría

Ha logrado consensuar las cuentas con toda la oposición excepto con el grupo municipal socialista que ha votado en contra

El alcalde de Alicante, el popular Luis Barcala, tras la aprobación del presupuesto. |E3

El equipo de gobierno popular del Ayuntamiento de Alicante  ha logrado sacar adelante el proyecto de presupuestos municipales para 2019 a pesar de contar solo con ocho de los 29 concejales de la Corporación Municipal. Tras tres meses de negociación con la oposición, el Partido Popular ha logrado la abstención de Ciudadanos y – lo que era más difícil- de  Compromís y Guanyar, dos de los tres grupos de la izquierda que formaron en su día  junto al PSOE el gobierno tripartito. Las piezas del puzzle que faltaban para hacer posible lo improbable las ha puesto la abstención de la edil no adscrita -y exintegrante  del PSOE- Nerea Belmonte,  y el voto a favor del segundo concejal no adscrito de la actual corporación- y exmiembro de Cs- Fernando Sepulcre.

Los votos en contra de los seis concejales del grupo municipal socialista – con quienes no ha sido posible acercamiento alguno- no han conseguido variar el rumbo de unos presupuestos que han sido diseñados con la suficiente flexibilidad como para poder ejecutarse por parte del gobierno resultante de las elecciones del 27 de mayo sea cual sea su signo.

El éxito ha sido que hayamos sido capaces de sacar adelante un proyecto de todos y para todos”, ha afirmado el alcalde de Alicante, el popular, Luis Barcala.

Su importe asciende a 261 millones de euros, un 3,61% más que el año anterior. Junto al consenso concitado entre grupos políticos de tendencias ideológicas dispares, otro de los aspectos que caracterizan especialmente  a este proyecto de presupuestos es que se trata del primero que se elabora tras la cancelación del plan de ajuste que ha supuesto sobre el papel el fin de la intervención de las cuentas municipales por parte del Gobierno central. Según los datos aportados durante el Pleno por el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Castillo, de los 112 millones de euros de deuda  alcanzada en diciembre del 2015, se pasa a 27 millones de euros. Una reducción calificada por el edil de “histórica”.

El fin del plan de ajuste ha permitido además romper el techo en materia de inversiones. En este sentido, en 2019 se prevé invertir  cerca de 18 millones de euros, un 75% más que en el último ejercicio.

En relación a 2018, los ingresos  previstos superan los 9 millones de euros, un 3,60% más que el pasado año y el gasto real aumenta un 10% hasta llegar a los 25 millones de euros. Asimismo, se da luz verde a la reforma fiscal que contempla no solo una reducción lineal del 5% en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), sino también en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), y el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, además de no incrementar ni las tasas, ni los valores catastrales, ni los precios públicos.

Castillo ha destacado igualmente la subida salarial del 2,25 por ciento a los empleados públicos municipales  y un aumento de la plantilla de 40 nuevas plazas.  Respecto a  las políticas sociales, se ha acordado destinar cerca de un millón de euros repartidos en diferentes partidas, lo que supone un incremento del 11,44 %.

Pleno-Ayuntamiento-de-Alicante

La Corporación municipal en el momento de votar los presupuestos |E3

De todos menos del PSOE

No son los presupuestos del PP. Son los presupuestos que el Partido Popular ha querido sacar adelante con el consenso de todos”, ha asegurado el edil de Hacienda.  Castillo ha tenido palabras de agradecimiento por el talante negociador de  todos los grupos políticos  que se han sentado  “a trabajar por la ciudad” dejando a un lado cualquier objetivo partidista. En este sentido, agradeció en especial al portavoz del grupo Municipal Guanyar Alacant, Miguel Ángel Pavón, la “honestidad y decencia” demostrada durante el proceso de negociación a pesar de las profundas diferencias ideológicas que separan a sus respectivas formaciones políticas.

Respecto al voto en contra del grupo municipal socialista, su portavoz, Eva Montesinos, ha asegurado que el PP en realidad “no nos quería a su lado”  y prueba de ello fue el rechazo sistemático de sus propuestas y enmiendas. Montesinos ha añadido que el equipo de gobierno “ha engañado” a sus antiguos socios del tripartito de izquierdas Compromís y Guanyar y cree que los presupuestos “nacen con fecha de caducidad” porque no se van a poder cumplir.

Respecto al  voto en contra de su grupo, el edil de  Hacienda Castillo  ha manifestado haber sufrido “una gran decepción”.  En su opinión “su único empeño es que fracase el PP. La ciudadanía no les importa nada”.

Las palabras “responsabilidad”  e  “interés general” se han repetido en varias ocasiones a lo largo del debate por parte de los grupos de la oposición para argumentar su abstención  – apoyo en el caso de Fernando Sepulcre-  en la votación del  proyecto de presupuestos. Todos ellos han coincidido igualmente en que no es el mejor, pero  sí lo suficiente  como para sentirse cómodos en su ejecución  en el caso de que las urnas les confieran la responsabilidad de ejecutarlo.

Tras la aprobación inicial  de hoy, se abre un plazo de exposición pública para la presentación de alegaciones que acaba el 2 de abril. A partir de ese momento el proyecto habrá de volver  a pasar por Pleno para su aprobación definitiva en una fechas inmersas en el periodo electoral marcado por los comicios municipales.

Otros 50 millones en inversión

El Pleno del Ayuntamiento de Alicante  ha aprobado también una declaración institucional que contempla -como un mandato del Pleno para su posterior cumplimiento por los órganos competentes- una serie de inversiones a financiar a través del remanente de tesorería, de bajas por la adjudicación de proyectos y de deuda a largo plazo. El importe total previsto supera los 50 millones de euros. Los proyectos incluidos también son fruto de los acuerdos alcanzados por  el equipo de gobierno popular durante el proceso de negociación. La declaración institucional contó con los votos a favor de PP, Guanyar y los dos concejales no adscritos, el voto en contra de PSOE y Compromís y la abstención de Cs.

Suscríbete a nuestra newsletter