La información económica de los líderes

Dotado con 45.000 euros

Joaquín Camps gana con “La silueta del olvido” el Premio Azorín de Novela 2019

Es la segunda novela de este autor natural de Gandía y catedrático de la UV tras publicar “Las últimas confidencias del escritor Hugo Mendoza” en 2015

El ganador del Premio Azorín 2019 |E3

El thriller ”La silueta del olvido” de Joaquín Camps Torres ha sido la obra ganadora del  XXVI Premio Azorín de Novela organizado por la Diputación de Alicante junto a la Editorial Planeta y dotado con 45.000 euros. El fallo se  ha dado hoy a conocer en el transcurso de una gala celebrada en la Sala Sinfónica del Adda a la que han acudido más de 1.200 personas.  El ganador se había presentado bajo el seudónimo Víctor Palmer y el original llevaba por título  “Recordando olvidar”.

Se trata de la segunda novela de Joaquín Camps tras “Las últimas confidencias del escritor Hugo Mendoza”, una obra de contenido también policíaco que publicó en el año 2015. El ganador del Azorín 2019, natural de Gandía, es doctor en Ciencias Económicas y Empresariales  y catedrático por la Universidad de Valencia.

Camps Torres adelantó tras recoger el premio que la novela narra la historia de la inspectora de policía Claudia Carreras, una mujer que a lo largo de la trama “se enfrenta a un secuestro y va descubriendo a los culpables  y también a sí misma”.  La protagonista padece una cojera que le sirve al autor ” como termómetro que indica su estrés emocional“, relató.

El escritor tuvo durante su intervención palabras de recuerdo para su abuelo, un hombre que, según dijo, apenas sabía leer y escribir y que en el año 1920 partió rumbo a Nueva York para trabajar de peón en las obras del metro. “Cien años después,  su nieto recoge un premio literario. Será verdad, como dice la canción, que la vida es una tómbola”, afirmó durante su intervención.

El ganador del Premio Azorín habló sobre el carácter “imperfectode sus personajes, a los que enfrenta a situaciones complejas  “moralmente ambiguas” porque, así, los hace más reales. “Las cosas perfectas solo existen en los museos”, aseguró.  Camps  Torres confirmó que se encuentra  en pleno proceso de elaboración de una tercera novela  policíaca que empezó a escribir antes de “La silueta del olvido” y que aparcó temporalmente para escribir la que ha presentado al premio y ha resultado galardonada.  Toda su obra se enmarca en el género  policíaco, porque en él afirma sentirse “cómodo”.

El autor valenciano afirma vivir la literatura como un refugio frente a la realidad circundante. “ La literatura crea mundos dentro de ti que te ayudan a respirar cuando el mundo de verdad te asfixia”, aseveró.

Al Premio Azorín de Novela 2019 han concurrido un total de 215 obras frente a las  157 del pasado año. 173 proceden de España y de ellas,  veinticuatro fueron presentadas desde Alicante.

El jurado de la presente edición ha estado compuesto por los escritores Juan Eslava GalánNativel PreciadoReyes Calderón y Rafael Poveda; el catedrático en Literatura y crítico literario, Jaime Mas; la directora de Editorial Planeta, Belén López; el diputado provincial de Cultura, César Augusto Asencio , que ejerció de presidente,  y la secretaria general de la Diputación de Alicante, Amparo Koninck , que actuó como secretaria.

La gala fue conducida por la periodista y escritora Mónica Carrillo y contó con la participación  del ADDA Simfònica dirigida por Josep Vicent. La formación interpretó  “Obertura de Guillermo Tell” de Rossini; “Adagio for strings” de Barber; “Sinfonía n5. Op 67. IV. Allegro” de Beethoven; y “Sinfonía n4. Op. 36. IV. Finale. Allegro con fuoco” de Tchaikovsky. El acto incluyó un recital  poético interpretado por el actor Mario Zorrilla.

El presidente de la Diputación, César Sánchez,  alabó por su parte durante la gala la figura de Azorín,  a  quien  definió como “orfebre de nuestra lengua” y del que destacó  “ese profundo proceso creativo tan suyo”.  De trato cercano y humilde  propio de “todas las grandes personas”, César Sánchez  añadió que entre todas sus virtudes, la mayor fue, sin duda,  “ser buena persona”.

Suscríbete a nuestra newsletter