La información económica de los líderes

Con esta medida quiere "preservar unas condiciones de préstamo bancario favorables"

El BCE inyectará más liquidez a 2 años desde septiembre por la debilidad económica

Ayer, la OCDE corrigió fuertemente a la baja sus previsiones de crecimiento para la zona euro, especialmente de Alemania e Italia

El Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado hoy que inyectará a partir de septiembre más liquidez a dos años en operaciones trimestrales hasta marzo de 2021, tras el debilitamiento de la economía de la zona del euro, que ha sido más fuerte de lo que esperaba, según ha difundido Efe.

El BCE comenzará en septiembre esta nueva serie de operaciones trimestrales de liquidez con las que quiere “ayudar a preservar unas condiciones de préstamo bancario favorables” y que la política monetaria se transmita de forma suave en toda la zona del euro, es decir, que los tipos de interés sigan bajos en todos los países.

Los bancos podrán tomar préstamos por valor de hasta un 30 % de sus existencias de préstamos a fecha del 28 de febrero de 2019 a una tasa de interés indexada al tipo de interés de las operaciones semanales de refinanciación durante el periodo de vida de cada operación.

Tras la reunión de su Consejo de Gobierno, el BCE dijo que continuará prestando semanalmente a los bancos al 0 %, les seguirá cobrando un 0,4 % por el exceso de sus reservas a un día (facilidad marginal de depósito) y prestando a un día al 0,25 % (facilidad marginal de crédito). Así, modifica su orientación sobre los movimientos de las tasas de interés y afirmó que “seguirán en el nivel actual, al menos hasta el final de 2019”. Hasta ahora, había dicho que seguirían en el nivel actual hasta, al menos, durante el verano de 2019.

Como en los otros programas de inyección de liquidez, estas nuevas operaciones crearán incentivos para que los bancos presten y las condiciones de crédito sigan siendo favorables.

El producto interior bruto (PIB) se incrementó un 0,2 % en la eurozona en el cuarto trimestre de 2018, respecto al trimestre anterior, según Eurostat. En comparación con el mismo trimestre de 2017, el crecimiento fue del 1,1 % en los países de la moneda única, y ante el debilitamiento económico, es posible que la inflación suba menos también.

Ayer, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) corrigió fuertemente a la baja sus previsiones de crecimiento para la zona euro, especialmente de Alemania e Italia. Asimismo, el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, dijo en Madrid recientemente que la entidad revisará a la baja sus pronósticos de crecimiento de forma similar a como lo ha hecho la Comisión Europea (CE).

 

Suscríbete a nuestra newsletter