La información económica de los líderes

Bankia invertirá 3,2 millones en la restauración del edificio y el jardín y cederá su uso a la FSMCV

Bankia restaura la Alquería Julià de València y la convierte en la Casa de la Música

Archivado en: 

Alquería Julià | Foto: Joanbanjo CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=17609998

Bankia ha firmado hoy el inicio de las obras para la rehabilitación y restauración de la Alquería Julià con el objetivo de convertir el edificio del siglo XVII ubicado en el barrio Nou Moles de València en la ‘Casa de la Música, próxima sede de la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana (FSMCV).

Está previsto que las obras arranquen en los próximos días y que terminen a final de año, con una inversión de 3.2 millones de euros.

El edificio estará dotado del equipamiento necesario para convertirse en un importante centro musical de la ciudad, en el que se desarrollará una potente actividad social y cultural. Incluirá un auditorio con gran capacidad, biblioteca, videoteca, fonoteca, sala de partituras, diferentes zonas para uso cultural y espacio expositivo.

Las obras las ejecutará la constructora Grupo Cyrespa, con sede en Castellón, especializada en la rehabilitación, conservación y restauración del patrimonio artístico y una extensa experiencia en España y el extranjero. Ha participado en la rehabilitación de las catedrales de València, Barcelona y Málaga.

La Alquería Julià fue declarada Monumento Artístico Nacional en 1978 y Bien de Interés Cultural en 2007, lo que supone la más alta protección para un edificio en la ciudad de Valencia.


El edificio y la patio con jardín serán restaurados para devolver todo su esplendor a este inmueble del siglo XVII


La Alquería está constituida por una parcela de 1.986 m², con una construcción de 692 m² distribuidos en dos alturas y un torreón de 51 m² adicionales. El resto lo ocupa un patio con un jardín que también será restaurado.

El edificio puede considerarse como uno de los escasos ejemplares conservados de alquería valenciana del siglo XVII. Además de su interés histórico, conserva todavía elementos estéticos de gran valor que se van a rehabilitar como bóvedas, pinturas, frescos, pavimentación o azulejería.

Una vez finalizado el proyecto, Bankia cederá el uso del edificio a la Federación de Sociedades Musicales de la Comunitat Valenciana (FSMCV) para que sea su sede administrativa.

La planta baja albergará la sede y zona administrativa de la FSMCV, biblioteca, sala de partituras, foneteca, videoteca y un aula multiusos.

La entrada se destina a espacio expositivo, destinado a visitas del público en general. La planta primera albergará los espacios con las pinturas y bóvedas más relevantes del edificio, planteado como espacio expositivo y museográfico que permita la visita y comprensión de su arquitectura, y que estarán abiertos al público. Estará dotada con una sala de reuniones y un espacio multiusos, destinados a las actividades culturales propias de la Alquería. En esta planta también se ubica la escalera de caracol por la que se accede al torreón.

Este es uno de los elementos constructivos más emblemáticos de la Alquería Julià. Dada la singularidad de este elemento arquitectónico, se mantendrá como un espacio de visita ocasional para pequeños grupos, para contemplación del entorno y, en particular, del espacio ajardinado.

Con el objetivo de respetar la estructura original de la Alquería, el auditorio se proyecta debajo del jardín. Se accede a él a través de la planta baja y, de forma independiente, por el propio jardín. Ambos accesos desembocan en un jardín italiano. El auditorio y sala de ensayos tiene una superficie de 200 m² y cuenta con las condiciones de acústica necesarias.

Suscríbete a nuestra newsletter