La información económica de los líderes

Solo 52 proyectos lo han obtenido en todo el mundo

Un residencial de La Vila, primero de España en obtener el certificado Breeam

Esta distinción constituye el máximo reconocimiento internacional para aquellas construcciones diseñadas enteramente bajo parámetros de sostenibilidad

El arquitecto alicantino Jesús Gallego recibe el certificado Breeam |E3

El complejo residencial “Allonbay Village” de La Vila Joiosa  se ha convertido en el primero de España que recibe el certificado medioambiental Breeam en el ámbito de Urbanismo. Esta distinción constituye el máximo reconocimiento internacional para aquellas construcciones diseñadas enteramente bajo los parámetros de sostenibilidad económica, social y ambiental, según el comunicado hecho público hoy por la sociedad responsable del proyecto, Quadratia Investment Partners  (QIP) junto al estudio de arquitectos Adoras Atelier Architecture.

En la actualidad, solo existen 52 proyectos urbanísticos  que han logrado este certificado en todo el mundo, la mayoría de ellos en países europeos como Suecia, Finlandia, Bélgica, Reino Unido, Islandia, Polonia y ahora España a través de Allonbay Village. A nivel internacional, cabe destacar que también se han certificado desarrollos emblemáticos en países como China, Emiratos Árabes Unidos o Kazajistán.

Allonbay Village ha superado el mismo examen que grandes hitos de la arquitectura como el MediaCity de Manchester,  Stadskantoor del estudio OMA, el complejo Hermitage Plaza de Foster+Partners o las oficinas portuarias de Amberes de Zaha Hadid.

La arquitecta especializada en renovación urbana y rehabilitación, María Paz Sangiao – representante de Breeam España-  ha sido la responsable de hacer entrega del certificado de calidad al director fundador de Adoras Atelier, Jesús Gallego, en un acto celebrado en la propia promoción.

Sangiao ha destacado la exigencia del método de evaluación y certificación de la sostenibilidad BREEAM, considerado “técnicamente el más avanzado y  líder a nivel mundial”. Obtenerlo ofrece en su opinión, importantes beneficios “ya que proporciona una mayor rentabilidad a quien construye, o mantiene el edificio; reduce el impacto en el medio ambiente; y da un mayor confort y salud para quienes viven, trabajan o utilizan estas instalaciones”.

Para la obtención de este certificado Allonbay ha adaptado el espacio de urbanización y de las edificaciones al entorno natural de la cala El Torres, emplazamiento milenario donde se asentaba la antigua ciudad de Allon,  respetando los elementos hidrográficos, orográficos, arqueológicos y culturales existentes para cumplir con todos los estándares de sostenibilidad.

Con el fin de reducir el impacto del cambio climático,  se han aprovechado valores naturales singulares ya presentes como la vía pecuaria que bordea la costa de cala en cala, la desembocadura del río Torres y la playa que lleva su nombre, además de la mítica torre romana de Sant Josep y la amplia zona verde anexa.

Asimismo,  la movilidad de las personas se ha mejorado con alternativas distintas al coche privado al fomentar los trayectos a pie o en bicicleta mediante la creación y conexión de recorridos peatonales y de un carril bici.  La propia orientación de cada edificio también ha sido diseñada especialmente para regular la temperatura, la calidad del aire o los niveles de iluminación y de ruido.  Igualmente, Allonbay ha potenciado los hábitats o especies de valor ecológico existentes con una selección de plantaciones autóctonas y adaptadas al entorno.

Este complejo residencial también prevé contar en breve con el certificado de calidad Breeam en su apartado de Vivienda. En este apartado se presta atención a la reducción de los costes de mantenimiento y la huella ambiental de los edificios a través del uso de materiales con un bajo impacto sobre el medio natural.

Suscríbete a nuestra newsletter