La información económica de los líderes

Adelanto electoral al próximo 28 de abril

Ximo Puig sacrifica el Botànic ante el miedo de perder el Palau

Cinco votos en contra  y cinco a favor más el voto de calidad del presidente marcan la diferencia en el Pacto del Botànic

Ximo Puig, antes de su comparecencia ante los medios de comunicación

Después de 5.746 decisiones en común, hoy ha sido la única decisión que no se ha tomado por unanimidad”, declaró la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. Cinco votos en contra  y cinco votos a favor más el voto de calidad del presidente han marcado la diferencia en el Pacto del Botànic y han provocado que se adelanten las elecciones al próximo 28 de abril, tal y como explicó Oltra,  que  compareció ante los medios junto con los otros cuatro miembros del Consell que han rechazado el adelanto electoral: Elena Cebrián (Agricultura), Vicent Marzà (Educación), Rafael Climent (Economía Sostenible) y Manuel Alcaraz (Transparencia).

A pesar de todo, la vicepresidenta manifestó que no se siente traicionada por Ximo Puig y no considera que la decisión sea desleal e incoherente.

Mientras que el presidente Puig no hizo declaraciones sobre como se ha aprobado el adelanto electoral por parte del Consell, sí que reconoció que “el Botànic ha sido una historia de éxito, ha dado unidad a la causa común y me gustaría avanzar en esa línea”. También lo definió como “un gobierno estable” y recalcó que “continuará así hasta el último día“.

En esta misma línea, Mónica Oltra no negó que no quiera volver a gobernar con Puig y destacó que “siempre apostará por un gobierno que ponga en el centro a las personas y que haga lo que hemos hecho nosotros durante estos cuatro años”.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, anunció el adelanto de las elecciones autonómicas al próximo 28 de abril para “situar a la Comunitat Valenciana en el centro de la política española y abrir una nueva etapa como autonomía de primera”.

El jefe del Consell destacó la importancia de singularizar la Comunitat Valenciana y se mostró convencido de que la decisión de adelantar los comicios favorece que las aspiraciones de los valencianos  “cuenten con un espacio político propio ante nosotros mismos y ante el resto de España”.

“El adelanto de las elecciones autonómicas -continuó Puig- nos permite proyectar los valores propios del diálogo, la honestidad y la eficacia hacia el resto de España”.

Una forma de hacer política, la vía valenciana, que, según manifestó el presidente, “ha servido al Consell para revertir en esta legislatura una grave crisis institucional, social y económica” y situar a la autonomía en un “momento valenciano estable y prometedor“.

adelanto electoral

De izda. a dcha., Elena Cebrián, Vicent Marzà, Mónica Oltra, Rafael Climent y Manuel Alcaraz | EFE: Manuel Bruque

Sin embargo, Mónica Oltra no opinaba lo mismo ya que “la mitad del Gobierno valenciano, entendemos que el mensaje de la singularización de la identidad valenciana no es compatible con haber convocado las elecciones autonómicas el mismo día que las generales”.

“Consideramos, -continuó- que no singulariza las elecciones valencianas para el futuro. La legislatura que viene quien quiera podrá convocar las elecciones al mismo tiempo que las municipales”.

Mónica Oltra reiteró también que “el discurso se valencianiza en la medida en que va unido a unas elecciones municipales en el que la proximidad de las cuestiones hace que podamos hablar de sanidad, de atención a la dependencia, de educación… En definitiva, de esas políticas que hacen más fácil la vida de la gente y que están erradicadas en los ayuntamientos y en la Generalitat. Eso es lo que garantiza en este momento valencianizar las elecciones”,  incidió.

Estas razones son las que les han llevado a votar en contra del adelanto electoral. “No es singularismo, no es valencianismo y no defiende los intereses de los valencianos”, reiteró la vicepresidenta.

Por otra parte, Puig explicó que avanzar las elecciones autonómicas “rompe con la inercia de una posición que no nos ha ayudado” y permitirá a los valencianos votar “como actores de primera fila de la política española” y “en igualdad de condiciones con las comunidades autónomas que ya ejercen ese derecho”.

Así, el jefe del Ejecutivo valenciano  expresó que, con la reciente reforma estatutaria que blinda las inversiones para la Comunitat Valenciana y la creación de un calendario electoral propio, “se abre una nueva etapa del autogobierno” y se cierra el círculo “hacia el reconocimiento como autonomía histórica”.

En esta línea, Mónica Oltra, que también ejerce de secretaria del Consell,  advirtió al gabinete que “la disposición adicional quinta de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General plantea serias dudas sobre la capacidad que tenemos de convocar estas elecciones”.

En primer lugar, -expresó- “porque esa disposición adicional quinta es muy taxativa en cuanto a que esas comunidades autónomas que en 1995 convocaron elecciones municipales y autonómicas deben hacerlas coincidir con las europeas si el intervalo no es superior a cuatro meses”.

Oltra explicó que “no nos hubiera afectado si se hubieran convocado en octubre o noviembre del año pasado pero humildemente creo que, convocando en un intervalo de 28 días sí que nos afecta y por otra parte expresar que por la misma razón jurídica que creo que se aplica ese artículo de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General hay un decreto 87 de 1983 que dice que el Consell tomará las decisiones por la mitad más uno de los consellers y en el caso de empate decide el voto de calidad del presidente”.

Por lo tanto, -señaló- “por la misma razón que pienso que es aplicable la disposición adicional quinta que nos impediría convocar elecciones también pienso que el voto de calidad del presidente es incuestionable desde el punto de vista jurídico”.

La importancia de las fechas

Mónica Oltra explicó también que la  última vez que habló con el presidente, antes que ayer, sobre las elecciones fue el 15 de febrero. “No es una fecha casual, es el día en que el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez anunció que convocaba elecciones generales”, aclaró.

Ese día y debido a la importancia de la noticia, Oltra y Puig se reunieron, antes de la rueda prensa sobre el pleno del Consell de los viernes, para acordar un mensaje común que dijera que “no hay razones políticas, que sí concurren en el caso del Gobierno de España, para adelantar las elecciones autonómicas”, manifestó.

Entre las razones por las que Sánchez convocó elecciones generales se encontraban la no aprobación de los presupuestos o la inestabilidad política o parlamentaria del Gobierno, entre otras.

“El presidente Puig y yo coincidimos, -indicó- en que esas razones no estaban presentes en el territorio valenciano donde el Gobierno del Botànic, además de esas 5.746 decisiones que se han tomado por unanimidad, ha sacado adelante cuatro presupuestos en tiempo y forma, todos los proyectos de ley que se han remitido a las Cortes se han aprobado y no hay ninguna razón de inestabilidad política porque somos el Gobierno más estable desde la historia de la democracia del autogobierno valenciano de nuestro país”, afirmó.

El 1 de marzo, cuando los periodistas le preguntaron por esta misma cuestión “yo repito el mensaje, ya que desde el 15 de febrero al 1 de  marzo no había cambiado nada”, incidió Oltra.

La vicepresidenta del Consell se definió como “una persona leal y entiendo que si del 15 de febrero al 1 de marzo no hay un hecho que motive un cambio de opinión, esta se mantiene intacta, porque además de leal intento ser coherente”.

Ayer, a las 10.06 se produjo una llamada desde el gabinete del presidente para concertar una reunión a partir de las 11.00 h de ayer. Una llamada entre gabinete y gabinete. Mónica Oltra se reunió con el presidente Puig alrededor de las 12.00 de la mañana y a las 15.25 este le llamó para decirle que había decidido proponer al Consell el adelanto de las elecciones autonómicas.

A pesar de todo, Mónica Oltra insistió en que seguirán trabajando por las políticas del Botànic, “por esas 5.746 decisiones tomadas por unanimidad y las que todavía vendrán que son Botánicas y nosotros somos botánicos”.

Por otra parte, con la decisión de disolver las Cortes y convocar elecciones el próximo 28 de abril,  el jefe del Consell se convierte en el primer president en ejercer esta competencia reservada a las comunidades históricas, y que permite el Estatut d’Autonomia.

Puig ya ha comunicado su decisión al presidente de les Corts, Enric Morera y al  del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

 

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter