La información económica de los líderes

Ecos de fitur, destinos inteligentes y sostenibles


Gerente y Director
Cegos Consultur y Cegos Levante
Logo firma
Archivado en: 

Incremento de visitantes, productos turísticos, premios al estand, el trasiego de la Dama de Elche y la apuesta de las sociedades musicales. “Nada” nos ha faltado en esta edición de Fitur a la Comunitat Valenciana en la feria de uno de sus sectores críticos. Pasados unos días del evento, qué ecos y reflexiones nos quedan para trabajar en el sector turístico.

En Fitur, hemos realizado una apuesta clara de inversión (este año ha invertido 795.000 euros, 68.500 más que en 2018), participando en las novedades de ‘Fitur Cine’ o ‘Fitur Tech’ (con la presencia de 17 empresas tecnológicas) y también con la reciente certificación de Benidorm como primer destino turístico inteligente en todo el mundo obteniendo la marca del ICTE (Instituto de Calidad Turística de España), sujeta a los requisitos de la norma UNE-178501.

La Comunitat tiene muy clara su estrategia y sabe cómo darla a conocer, dirigiendo sus esfuerzos mediante la digitalización de la economía del turismo, en la que es pionera desde hace más de cinco años. Esta estrategia pivota, entre otras cosas, en cuatro tecnologías clave; cloud, mobile, social y el internet de las cosas. De la gestión tradicional hemos de pasar a la gestión inteligente y este es el reto que nos deja Fitur, evolucionar hacia destinos inteligentes y sostenibles.

Un Destino Turístico Inteligente es un destino turístico que apuesta por la tecnología, siendo innovador y que contribuye al desarrollo sostenible, además de ser un territorio accesible para todos. Cabe destacar que la denominación de DTI está adaptada para todos los destinos, tanto para pequeños como para destinos más grandes o estratégicos. Solamente es cuestión de adaptarse según la necesidad. Los DTIs tienen como base la creación de un sistema de gestión de mejora sostenible en el tiempo, amparado en la norma UNE 178501.

La Generalitat Valenciana, a través del Instituto Valenciano de Tecnologías Turísticas, Invat·tur, dispone de un Manual Operativo para la Configuración de Destinos Turísticos Inteligentes, un documento que ayuda a una ciudad a ser una smart city.

Nos quedan por lo tanto líneas de acción y reflexión. ¿El turismo inteligente y sostenible es una prioridad pública? ¿privada? ¿reservada a los grandes destinos? ¿valorada por el público? ¿suficientemente diferenciador para competir internacionalmente?. Pero quizás debemos poner encima de la mesa uno de los grandes retos, la creación de políticas turísticas orientadas al trabajo sobre el Capital Humano del sector turístico, al análisis y conocimientos de las competencias y habilidades necesarias en los próximos años, para convertir a este colectivo de trabajadores en una ventaja competitiva, diferencial del servicio. Deberíamos tener como prioridad y objetivo para Fitur 2020 ejercer una posición de liderazgo, además de en los destinos, en el área de los recursos humanos de este sector, que ante la cultura de cambio constante en el que vivimos y sumado a los avances que se suceden diariamente en materia tecnológica, requieren ya sin duda, de perfiles preparados para ello…

Las Comunidades que inicien este camino, y que ayuden al capital humano a cumplir con los nuevos requerimientos de la industria, liderarán el cambio y acompañamiento necesario del capital humano y del propio sector turístico, en el que ya nos encontramos inmersos y para ello mejor no esperamos a enero del año que viene…

Suscríbete a nuestra newsletter