La industria del metal valenciana creó 2.702 empleos el pasado año

El subsector de Femeval que mejor evolucionó fue el de material eléctrico, electrónico y óptico que creció un 71%

Archivado en: 

La industria del metal de la Comunidad Valenciana empleó a 2.701 personas más en 2018 respecto al año anterior, un indicador que supone una media de 11 empleos diarios creados, y que sitúa el promedio anual en 195.244 puestos de trabajo generados, según destaca el Informe de Coyuntura del sector metalmecánico de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval).

Según dicho informe, la actividad productiva experimentó un aumento del 10,1%, un crecimiento significativamente superior al 2,7% de la media nacional.

El subsector de material y equipo eléctrico, electrónico y óptico ha ejercido como locomotora de este crecimiento, aportando un aumento del 71,7%, mientras que el resto de sectores presentan descensos, especialmente los relacionados con la industria del automóvil y otro material de transporte, un 8,8% menos.

Para el presidente de la patronal, Vicente Lafuente, “el metal ha vuelto a demostrar una fortaleza y madurez esencial para que su actividad resulte sostenible. Pero nos preocupa que el próximo horizonte políticamente variable frene esta inercia. Toca solicitar a los partidos políticos que incluyan en sus programas planes de apoyo a sectores productivos estratégicos como el metalmecánico y al nuevo Ejecutivo que dote de continuidad a las actuaciones ya emprendidas. Es la única garantía para no lastrar nuestras posibilidades de crecimiento”.


Las exportaciones se resienten debido al brexit y las políticas proteccionistas


Las exportaciones del metal acusaron la desaceleración en el crecimiento mundial, debido a las políticas proteccionistas de terceros países, así como los daños colaterales del brexit que ya han causado un descenso de un 21% de los productos exportados al Reino Unido. Causas que, en conjunto, provocaron un retroceso del 4,3% respecto a 2017. El volumen de exportaciones alcanzado fue de 11.316 millones de euros. No obstante, continúan representando el 37% del conjunto de las realizadas en la Comunidad Valenciana.

Por productos, descendieron las exportaciones tanto de vehículos automóviles y tractores (un 8,63%) como las de material ferroviario (un 55%). Sobre otros destinos, disminuyó un 11% hacia Italia por su confrontación con la Unión Europea y la misma cifra en México, fruto del nuevo acuerdo de este país con EE.UU.


El futuro de la industria del automóvil causa incertidumbre en las empresas de venta y reparación de automóviles


El año terminó con una valoración moderada de la situación de los empresarios a la que dieron una nota media del 6,6, ligeramente inferior al 6,9 de 2017. Por subsectores, la puntuación más elevada la otorgan las empresas de comercio del metal con un 7,2, seguida por las de instalaciones con un 7 y un 6,4 las industriales. Las empresas de venta y reparación de automóviles puntúan con un 6,1, debido a la incertidumbre provocada por el futuro de los vehículos de combustión.

El informe también señala que los altos costes laborales son la barrera más importante limitadora del crecimiento de la economía de la Comunidad Valenciana, seguidos por la falta de personal cualificado, la débil demanda interior y la escasa financiación autonómica.

“La incertidumbre marca las perspectivas de las empresas metalmecánicas para este año. Un ejercicio que pende de la ralentización en las previsiones de crecimiento, de los procesos electorales abiertos, del alcance del Brexit, los conflictos separatistas, el proteccionismo, así como el excesivo endeudamiento de nuestra economía”, destaca el presidente de Femeval.

Suscríbete a nuestra newsletter