Asaja de València y Castellón se concentran en el puerto de Castellón en protesta por la importación de naranja egipcia

Lista negra de establecimientos que vendan naranja de terceros países

Aguado arremete contra la clase política a la que acusa de inepta, insensible y cobarde ante la crisis citrícola

Archivado en: 

Concentración de citricultores en el Puerto de Castellón en protesta por la llegada de naranja egipcia

AVA-Asaja amenaza con hacer públicos los nombres de los establecimientos que vendan de terceros países, ha declarado Cristóbal Aguado en la concentración que las organizaciones agrarias han celebrado hoy en Castellón.

Más de un centenar de citricultores, convocados por la Asociación Valenciana de Agricultores y la Federación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Castellón se han concentrado frente al puerto de Castellón para protestar por la llegada de naranjas navels procedentes de Egipto mientras “los cítricos valencianos cuelgan de los árboles sin encontrar comprador o se venden a precios de miseria” afirma una nota de las organizaciones agrarias.

Las importaciones de agrios procedentes de Egipto se han disparado un 83%, al pasar de 184.000 toneladas en 2014 a 339.000 en 2018.

AVA-Asaja insiste en su oposición a la importación de cítricos por los acuerdos comerciales de la UE que, acusa, no toman “en consideración que las condiciones laborales, fiscales, fitosanitarias o medioambientales vigentes en esos países terceros son muy distintas a las que soportan los citricultores de la UE ni la consiguiente desventaja competitiva que esa situación acarrea”.

El comunicado conjunto agrega que “resulta de todo punto inmoral que determinados comercios se dediquen a importar cítricos foráneos”. Por ese motivo, los dos presidentes, Cristóbal Aguado y José Vicente Guinot, han anunciado que harán públicos “los nombres de los comercios y los supermercados que importan y venden esas naranjas traídas de fuera para que la sociedad valenciana y española sepan quienes son los enemigos de nuestra citricultura”.

Guinot recordó que “sigue llegando naranja importada, el 30% de la nuestra sigue colgando de los árboles”.

Tampoco se salvaron los políticos a los que acusaron de inacción. “Las administraciones -subrayaron- se está comportando con el sector agrario en general y con el citrícola en particular de manera inepta, insensible y cobarde. A día de hoy, todavía no se ha activado ninguna medida eficaz ni se ha puesto un céntimo extra por parte de Bruselas, el ministerio de Agricultura o la Generalitat”.

Suscríbete a nuestra newsletter