La información económica de los líderes

Segundo encuentro #DecirHaciendo organizado por Consum

Los valores intangibles de las empresas seguirán cotizando al alza

Expertos de Deloitte, el bufete Navarro & Asociados, la Fundación Másfamilia y de la propia cooperativa han reflexionado sobre el empleo sostenible

Archivado en: 

Amalia Gil, Julio Alcolea, Vicente Sanz e Isabel Hidalgo, en el encuentro celebrado esta mañana. | E3

Consum ha celebrado esta mañana su segundo encuentro del ciclo #DecirHaciendo, dedicado al empleo sostenible. Los expertos que se han reunido hoy en el espacio Wayco Ruzafa, han subrayado la importancia creciente de los valores intangibles de las empresas, en el entorno digital y post-crisis.

Amalia Gil, directora de Human Capital de Deloitte, ha manifestado que “la empresa es un ciudadano más que tiene una responsabilidad social; y esa responsabilidad social también es de gran viabilidad económica”. Las nuevas generaciones -los, en su opinión, “mal llamados millenials”– “han cambiado los valores y ya no quieren vincularse de por vida a las empresas, sino encontrar proyectos que les interesen. De hecho, la mayoría desea crear su propio negocio en el futuro”. Tanto es así que “su mercado de trabajo es el mudo; irán a trabajar allí donde encuentren la tendencia más atractiva para desarrollarse profesionalmente, como si es en Singapur”.

De tal modo que, dando por sentado que “nadie sabe cuáles serán las profesiones del futuro, sí que se intuyen las habilidades que se requerirán: capacidad tecnológica, capacidad de resolución de tareas complejas, y las capacidades intangibles, puramente humanas: pensamiento crítico, creatividad, empatía y gestión de personas”. Como consecuencia, la directora de Human Capital de Deloitte ha indicado que “hay que apostar más por el potencial de las personas que por su conocimiento, porque las empresas les pueden formar una vez ya están dentro”.

Julio Alcolea, socio abogado de Navarro & Asociados, ha hecho hincapié en que la legislación en materia laboral “apenas ha cambiado desde los años 80”. Es más, ha señalado que “nunca va a ir por delante; la realidad le supera, y más aún en el entrono de la digitalización”.

Respecto a la conciliación laboral, ha señalado que “la revolución digital debería ayudar a reducir el presentismo innecesario, pero no veo todavía a las empresas preparadas”. Ha señalado como elemento clave, tanto de la sostenibilidad del empleo como de la conciliación y la flexibilidad, “el fin de la brecha salarial de género. Se deben implementar desde los gobiernos políticas que obliguen a la igualdad salarial. Hoy, las mujeres entre 35 y 41 años deben dejar el trabajo al menos temporalmente por la maternidad, al igual que sucedía en los 90”, por lo que sigue siendo un gran obstáculo para su desarrollo profesional.

valores intangibles

| E3

Por su parte, Isabel Hidalgo, directora de comunicación de la Fundación Másfamilia, ha querido poner de relieve que “nos equivocamos si al hablar de conciliación hablamos de algo que sólo atañe a las mujeres o sólo de regular los horarios de salida del trabajo”. Bajo su punto de vista, “es la empresa la que debe colaborar y aportar los grados de libertad necesarios para cada persona”.

Esas empresas conciliadoras “además, tienen una forma de retribuir al empleado distinta: ofrecen un salario fijo, otro variable, y además emocional. Cuanto más comprometida esté la empresa, más comprometida estará el empleado”. Estas empresas “tienen plantillas más sólidas, con menor rotación y en donde se retiene más talento”, valores intangibles, que traducidos a números, pueden suponer “hasta un aumento de ventas del 35% y de un 45% en facturación”.

Consum crea 1.000 puestos de trabajo en 2018

El ejecutivo de Desarrollo de Personal de la Consum, Vicente Sanz, ha achacado a las políticas de conciliación de la cooperativa el crecimiento de la empresa “incluso durante la crisis: entre 2008 y 2014 creamos 2.000 puestos de trabajo estables y de calidad, y desde 2015 a 2018, 4.000, es decir, una media aproximada de mil empleos al año”. Sanz ha anunciado que “la previsión para 2019 sigue siendo optimista, nos planteamos crear unos 700 empleos más, cifra que se encuentra por encima de la media del sector”.

De hecho, y según ha indicado Sanz, el 95% de los trabajadores de Consum son socios y fijos y el salario medio fijo asciende a 17.644 euros brutos anuales, con una rotación media del 0,46% para los socios con más de un año de antigüedad. Las mujeres representan el 72% de la plantilla y el pasado ejercicio 2 de cada 3 personas promocionadas en Consum fueron mujeres. Por rangos de edad, el 20% de la plantilla tiene entre 20 y 30 años y casi el 13% es mayor de 50.

Respecto a las políticas de igualdad, ha destacado el papel de las directoras de la tiendas, “que en realidad gestionan pymes de unos 30 empleados con entre 6 y 7 millones de euros anuales de facturación”. Así, ante un próximo relevo generacional en los puestos de dirección de la cooperativa, ha señalado que el reto a cumplir “con criterios de equidad” en que los directivos sean de una proporción 50-50 entre ambos sexos.

 

Suscríbete a nuestra newsletter