La compañía proporciona al accionista una rentabilidad del 14%, frente a los resultados negativos del conjunto del Ibex35

Iberdrola supera por primera vez los 3.000 millones de beneficio neto

La próxima semana, la eléctrica anunciará una actualización de su plan estratégico hasta 2022

Archivado en: 

Iberdrola ha hecho públicos hoy los resultados del ejercicio 2018, que arrojan un beneficio neto de 3.014 millones de euros, un 7,5% más que el año precedente. Es la primera vez que la eléctrica supera los 3.000 millones de beneficio anual.

La compañía achaca este crecimiento a la inversiones de los últimos años, a la expansión internacional, la normalización de las condiciones operativas en España y la buena evolución de los negocios. Todos estos factores han neutralizado el impacto negativo del tipo de cambio, que ha sido de 363 millones de euros, y los menores extraordinarios del ejercicio.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha valorado los resultados logrados por el grupo afirmando que “pone de manifiesto el éxito de un modelo sostenible y nos anima a seguir trabajando por la transición hacia una economía baja en carbono. La lucha contra el cambio climático es una oportunidad”.


La eléctrica ha invertido 5.320 millones en plantas de producción de energía de fuentes renovables


Las inversiones acometidas por la compañía han ascendido a 5.320 millones de euros en el ejercicio para alcanzar los 20.000 millones de euros en los últimos cuatro años. Iberdrola tiene además en construcción 6.606 megavatios (MW) renovables (1.514 MW de capacidad eólica marina, 2.548 MW eólicos terrestres, 628 MW de tecnología solar y 1.916 MW hidroeléctricos) y 3.508 MW en nuevas plantas de ciclo combinado.

Los ingresos se han situado en 35.075,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,2% respecto a 2017. El margen bruto también mejora, hasta alcanzar los 15.435,1 millones de euros, un 15,5% más que en el ejercicio anterior.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) del grupo ha alcanzado los 9.348,9 millones de euros en el ejercicio, un 27,7% más. La evolución ha sido positiva en todos los negocios, con crecimientos de más del 10%. Los negocios regulados y con contratos a largo plazo aportan ya, en línea con la estrategia de Iberdrola, el 77% del importe global de Ebitda.


La compañía repartirá un dividendo de 0,351 euros por acción


El dividendo a cargo del pasado ejercicio se situará en 0,351 euros brutos por acción, un 7,7% más que el abonado en 2017, propuesta que se votará en la próxima junta general de accionistas que tendrá lugar el 29 de marzo. La rentabilidad para el accionista se sitúa en el 14%, frente a los resultados negativos del Ibex35.

En ella se propondrá además a los accionistas la aprobación de un aumento de capital, que permitirá ejecutar una nueva edición de ‘Iberdrola Retribución Flexible’. Este sistema ofrece a los titulares de acciones elegir entre recibir su dividendo en efectivo o en acciones liberadas de la Sociedad de forma gratuita.

Otros hechos destacables

El grupo emplea de forma directa a más de 34.000 personas, de las que un 99% cuenta con contrato indefinido, a las que imparte 1,6 millones de horas de formación al año, y ha incorporado a su equipo a 1.652 profesionales durante el último ejercicio. La compañía genera 425.000 puestos de trabajo a nivel global.

En 2018, las compras de bienes y servicios realizadas por Iberdrola a miles de proveedores alcanzaron los 7.753 millones de euros. De ellos, un 85% son suministradores locales, de acuerdo al compromiso de la empresa de enriquecer el tejido económico y social en sus áreas de actuación.

La compañía avanza además en su compromiso con la reducción de emisiones: sus emisiones específicas en España descienden hasta los 82 gramos de CO2 por kilowatio hora (kWh), frente a los 302 gr CO2 / kWh del sector europeo.

En materia de igualdad, Iberdrola ha aprobado la Política de diversidad en la composición del Consejo de Administración y de selección de candidatos a consejero y es la primera compañía del Ibex 35 por porcentaje de mujeres en el Consejo de Administración, que se sitúa en el 42,8%.

El próximo 26 de febrero Iberdrola presentará en Londres la actualización del plan estratégico 2018-2022, ya que “los resultados que presentamos hoy nos permiten adelantar en un año el cumplimiento de nuestros objetivos”, ha asegurado Galán.

Suscríbete a nuestra newsletter