La información económica de los líderes

Sigue el juicio en la Audiencia Nacional por la salida a Bolsa de Bankia

Norniella dice que la crisis del Banco de València era algo ajeno a Bankia

El ex consejero ejecutivo de Bankia, José Manuel Fernández Norniella, ha afirmado este martes en la Audiencia Nacional que los problemas del Banco de Valencia, participada por Bancaja, fueron “algo extramuros” en la crisis de la entidad.

A preguntas del fiscal jefe de Anticorrupción, Alejandro Luzón, el acusado ha explicado que el banco levantino era tan sólo “una de las 200 sociedades” que trajeron consigo las cajas de ahorros tras la fusión, esto es, “algo ajeno” a la gestión diaria de Bankia.

“En la situación dramática y caótica en la que nos encontrábamos, no por nuestra causa sino por el entorno, el Banco de Valencia era una circunstancia de la que se estaba encargando quien se tenía que encargar”, ha aseverado ante la sección cuarta de la sala de lo Penal.

El fiscal le ha reprochado que compare la vinculación que Bankia detentaba en Banco de Valencia, el cual arrastraba “un agujero enorme, de 1.000 millones de euros”, con la de otras pequeñas compañías de escaso peso.

Como respuesta, el exconsejero ha mostrado al tribunal un extenso desplegable con las sociedades en las que Bankia contaba con participación.

“Era una empresa importante pero yo no intervine en nada, no conocía a ningún directivo prácticamente”, ha apuntado Norniella en relación a Banco de Valencia -ahora CaixaBank-, intervenido en noviembre de 2011 por el Banco de España tras inyectar 1.000 millones a través del FROB y otros 2.000 millones para asegurar su liquidez.

Sobre cómo se contabilizaban los posibles deterioros en el folleto informativo de la salida a Bolsa de la entidad, ha negado que los administradores, entre los que se encontraba él, sustituyeran “los riesgos ciertos, conocidos” por una “alusión genérica” que podría haber inducido a engaño al inversor.

Un presunto delito por el que la Fiscalía, solicita cinco años de prisión para el expresidente de Bankia Rodrigo Rato; cuatro años para su exvicepresidente, José Luis Olivas; tres años, para Norniella, y dos años y siete meses para el antiguo “número dos”, Francisco Verdú. Las acusaciones particulares y populares añaden una supuesta falsedad contable extensible a una treintena de exdirectivos y al socio auditor. Efe.

Suscríbete a nuestra newsletter