La información económica de los líderes

Con una aportación mínima de capital de 250.000 euros

17 empresas se han hecho socias de Caixa Popular durante 2018

El accionista de la entidad financiera ha obtenido una rentabilidad del 3,07%

Rosendo Ortí e Isabel Giménez durante el desayuno en la FEBF | Imagen: Archivo E3

Un total de 17 empresas se han hecho socias de  Caixa Popular a lo largo de 2018 con una aportación mínima de 250.000 euros y “ya tenemos una lista de espera de empresas que les gustaría suscribir capital” ha adelantado Rosendo Ortí, director general de Caixa Popular, durante la celebración del primer de desayuno organizado por la Fundación de Estudios Bursátiles y Financieros (FEBF), que ha estado representada por su directora general, Isabel Giménez.

El director general de la entidad financiera ha resaltado que este año el accionista de Caixa Popular ha obtenido una rentabilidad del 3,07%. “Si el euríbor hubiera sido positivo, los socios hubieran obtenido una rentabilidad del 4,20%”, ha señalado.

Caixa Popular ha obtenido un  beneficio neto de 12 millones de euros durante 2018, lo que supone un 20% más que en 2017. “Hemos pagado 1,9 millones de Impuesto de Sociedades”, ha explicado. De los beneficios obtenidos por Caixa Popular, el 60% pasa a reservas y un 30% de los retornos cooperativos se capitalizan y pasan a incrementar el capital social de la empresa y de las cooperativas.

Rosendo Ortí ha ido desgranando durante el desayuno, las distintas claves que han hecho posible este incremento de los beneficios de la entidad en un 20%. En primer lugar, ha señalado, “hemos incrementado la inversión en un 15% en sectores diversificados, a pesar de que con los tipos de interés negativos, a las entidades nos cuesta dinero la tesorería”. En concreto, ha mencionado, que su presencia en el sector inmobiliario es minoritaria  y no va más allá de un 5%. “Para subir este ratio, ha aclarado, habría que hablar con el Consejo Rector de la entidad”.

Otra de las claves que ha destacado Ortí es la rentabilidad. En su opinión, “las empresas tienen que ser éticas para ser rentables y sostenibles”. Desde la desaparición de la CAM y Bancaja han ido cubriendo un hueco de mercado y “las empresas han comenzado a percibir a Caixa Popular como una entidad de interés social”. A este respecto, ha matizado, “que todo aquello que requiere un pequeño empujón para desarrollar actividades sociales, nosotros estamos ahí”.

La innovación es otra de las cuestiones de éxito apuntadas por Rosendo Ortí. La entidad cuenta con un plan denominado Reinventarse 2020 y que ha definido como “novedoso en el mercado”, ya que  “compatibiliza la gestión clásica con la gestión por proyectos”, ha aclarado. Este año 2019, la entidad cuenta con 40 proyectos de nivel en marcha. Uno de ellos trata de encontrar la manera de que Caixa Popular se convierta en la entidad preferida por las mujeres o cómo convertirse en la entidad de referencia para familias que tienen algún miembro con discapacidad.

La diferenciación también es una punta de lanza en Caixa Popular. “Nos estamos adaptando continuamente al mercado. Procuramos ser diferentes en productos, operativa, en la forma de gestionar a los clientes…”. En esta línea, Ortí ha revelado que en las oficinas han creado la figura del gestor emocional que tiene como responsabilidad “gestionar las emociones del cliente”.

Ortí ha recordado también que el ratio de rentabilidad de la entidad se encuentra en el 0,72%. Al respecto ha indicado que “sabemos que no queremos competir en precios pero nuestros precios son competitivos”.

El director general de Caixa Popular ha reseñado también que “las personas que integramos la entidad somos dueños de la empresa  y por este motivo tenemos interés en que esta funcione bien”. De hecho, ha incidido en que “estamos en un maratón permanente para que la empresa funcione 1.000 años más”.

Nuevas iniciativas: Agro Caixa Popular y Farma Caixa Popular

Rosendo Ortí ha explicado también el nacimiento de Agro Caixa Popular. “En todos los pueblos donde estamos hay negocio agrario y en ellos hemos puesto en marcha Agro Caixa Popular donde estamos ofreciendo los servicios que ofrece la Asociación Valenciana de Cooperativas de Crédito”. Con lo cual, ha especificado, “ahora, los agricultores y las cooperativas agrarias sí que forman parte de nuestra estrategia”. Ortí ha reconocido también que esta nueva línea de negocio “ha cambiado nuestra política de apertura de oficinas”.

Ortí ha anunciado también que justamente ayer firmaron un convenio con Centro Farmacéutico y “hemos creado una línea de negocio llamada Farma Caixa Popular junto con toda una estrategia de negocio para este segmento”. La entidad financiera se ha preocupado por formar a los directores de oficinas proporcionándoles las claves de este sector y “a partir de ahí comenzaremos a trabajar con las farmacias”.

El cierre de oficinas de Caixabank, oportunidades de apertura para Caixa Popular

Este mismo mes de febrero tienen previsto abrir una nueva oficina en Villena (Alicante)  y en abril una oficina más en Tavernes de la Valldigna (Valencia).

Igualmente, ha admitido Rosendo Ortí que se “nos presenta una oportunidad en la Comunitat Valenciana. Caixabank ha anunciado al cierre de 86 oficinas y alguna nos interesará, pero lo estudiaremos en el segundo semestre”.

Con lo cual, en estos momentos y sin contar con las dos aperturas anunciadas, Caixa Popular cuenta con 71 oficinas -68 en Valencia y dos en Alicante-, 126 cajeros y diez cajeros más fuera de la red oficinas y que se encuentran en gasolineras, centros comerciales…

Rosendo Ortí ha puesto en valor también que Caixa Popular es la única entidad que visita clientes todas las tardes “incluidos los viernes”. De hecho, en 2018 ha conseguido 3.890 clientes nuevos y su segmento de edad es muy diverso. De hecho, ha reconocido su deseo de querer posicionarse con “la gente joven”.

Suscríbete a nuestra newsletter