La información económica de los líderes

La restauración es el sector que más crece en el comercio online

La restauración ha sido el sector que más ha crecido en el comercio electrónico, según revela el informe Situación Consumo elaborado por BBVA Research.

El comercio electrónico avanza con paso firme en España, según el citado estudio, facturó cerca de 35.000 millones de euros a mediados del año pasado y actualmente ya supone cerca del 20% del consumo de los hogares y el 10% de la facturación de las empresas.

El 53% de la población entre 16 y 74 años realizó al menos una compra por Internet en los últimos 12 meses, unos 18,5 millones de personas.

Estos datos contrastan con la evolución de la cifra de negocios del comercio minorista tradicional, que se redujo más de un 4% en el mismo periodo.

El informe muestra que el peso del comercio electrónico ha aumentado de forma significativa durante los últimos años hasta rozar el 20% del gasto de los consumidores, y el 10% de la facturación de las empresas a finales de 2018, lo que confirma la existencia de una cierta relación de sustituibilidad entre el canal digital y el presencial.

Los datos ponen de manifiesto que una proporción creciente de la demanda ‘online’ de los hogares españoles está siendo satisfecha por empresas que operan en el extranjero. El volumen de compras por Internet a empresas extranjeras por clientes de BBVA ha aumentado un 160% desde 2015, mientras que a empresas radicadas en España apenas se duplicó. En consecuencia, la participación de las importaciones en el gasto ‘online’ de los consumidores españoles rozaba el 60% en 2018, casi diez puntos más que en 2015.

La venta de viajes lidera el incremento de cuota de mercado del comercio electrónico.Sin embargo, los sectores que registraron mayores de tasas de crecimiento de las ventas online son la restauración, el alojamiento, la moda y la alimentación.

El informe también apunta que el incremento de la cuota de mercado de comercio electrónico es más elevado cuanto mayor es el tamaño de la empresa. El peso de las ventas por Internet aumentó dos puntos en las empresas que facturaron más de un millón de euros en 2018, por tan sólo una décima en las de menos de 50.000 euros. “Las empresas de menor tamaño se están quedado rezagadas en el camino de la digitalización”, resalta el informe.

‘Situación Consumo’ también revela una heterogeneidad elevada en el grado de penetración del comercio electrónico. La participación de las ventas por Internet es comparativamente elevada en algunas de las provincias más pobladas, como Madrid, donde el porcentaje se sitúa por encima del 16%, Barcelona o Baleares, con un porcentaje del 12% o Zaragoza, cuyo porcentaje se sitúa en el 8%.

El peso del canal digital en las ventas también es significativo en provincias del interior de menor tamaño, como Huesca, Burgos o Albacete, cuyo porcentaje se sitúa en torno al 9%, 8% y 7%, respectivamente. Por el contrario, no alcanza el 2,5% en Ceuta, Melilla, Soria, Cádiz, Cáceres y Guadalajara.

BBVA Research señala que esta relación no lineal que existe entre el tamaño de la provincia y la penetración del comercio electrónico podría estar causada tanto por la mayor concentración de empresas que venden por Internet en los lugares más prósperos, como por la especialización regional y la menor disponibilidad física de bienes y servicios en localidades pequeñas.

De hecho, las empresas radicadas en algunas provincias de tamaño reducido, como Ávila, Cáceres, Zamora, Segovia o Cuenca, entre otras, son las que han experimentado un mayor incremento de su facturación por Internet entre los años 2016 y 2018.

Suscríbete a nuestra newsletter