La información económica de los líderes

La editorial ha lanzado una nueva línea dirigida a personas mayores aquejadas por enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson

Rubio, el secreto de supervivencia de los cuadernos en un mundo digital

Archivado en: 

Los cuadernos Rubio constituyen un caso de estudio. En una sociedad donde cada vez tienen menos cabida el lápiz y el papel, la editorial valenciana ha cerrado 2018 con una facturación de 2,4 millones de euros, lo que significa un aumento del 22%.

El secreto ha sido el cambio de objetivo, apostando por el público adulto, para el cuál los cuadernos se han convertido en una eficaz herramienta para mejorar la calidad de vida de las personas mayores.

rubio

Enrique Rubio

“Comenzamos hace unos años, de manera tímida, con el lanzamiento de nuestras colecciones de Estimulación Cognitiva y Destrezas Motoras, centradas en mejorar la calidad de vida de las personas aquejadas por enfermedades como el Alzheimer o el Parkinson”, explica el director general y propietario de la editorial, Enrique Rubio.

Hace un par de años marcó el nuevo camino de la firma y comenzó a desarrollar propuestas exclusivamente pensadas para aquellos “que crecieron con nuestros cuadernos didácticos y que ahora siguen siendo enamorados de la escritura”.

Este camino le llevó a la publicación de los libros de Caligrafía Creativa y Caligrafía Creativa 2, dedicados a formar en la corriente de dibujar letras, y Paisajes Naturales, centrado en desarrollar la imaginación a través del dibujo.

Estas propuestas han permitido conquistar a un nuevo público y, al mismo tiempo, penetrar en un canal de venta en el que hasta ahora tenían una presencia residual, como es el de las librerías.

“Para nosotros ha sido fundamente mantener la esencia de Rubio, que cuida con mimo el diseño de cada uno de nuestros productos”, apunta Enrique Rubio.

El foco del negocio sigue centrado en los cuadernos didácticos para la formación de los niños. “El 50% de nuestros ingresos siguen siendo las colecciones de toda la vida, creadas por mi padre, de caligrafía y cálculo mental. Un material que sigue igual de vigente hoy en día, y que se encuentra entre el más valorado por el público”, añade Enrique Rubio.

En los últimos años, Editorial Rubio ha diversificado su oferta con propuestas como los cuadernos de vacaciones en lenguas propias, como el gallego, valenciano y catalán, o las colecciones de inglés basadas en las inteligencias múltiples, entre otras.

Las ventas también han experimentado un empujón a través del canal online que el pasado año alcanzó una facturación de 200.000 euros, con un crecimiento sobre el ejercicio anterior del 48%.

“La tienda online se ha convertido en un canal de venta alternativo e importante para nosotros, por varios motivos. Nos permite testar algunos de nuestros lanzamientos y, al mismo tiempo, brinda visibilidad a productos que tienen menor presencia en los canales tradicionales”, añade Rubio.

Fundada hace más de 60 años, Rubio ha sido imprescindible en el desarrollo de competencias básicas como escritura y cálculo de los escolares españoles. Ha vendido más de 300 millones de cuadernos que han acompañado la infancia de varias generaciones.

Suscríbete a nuestra newsletter