El president Puig lo ha presentado esta mañana

El programa Juntament reforzará los servicios básicos de los municipios

El nombre del programa expresa la “alianza” entre los ayuntamientos y la Generalitat puesta en marcha esta legislatura

Archivado en: 

El president de la Generalitat, Ximo Puig, en la presentación del programa Juntament. | E3

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha presentado esta mañana la estrategia Juntament, que es la expresión de la “alianza” entre los ayuntamientos y la Generalitat puesta en marcha esta legislatura con multitud de programas públicos para reforzar los servicios básicos e infraestructuras que dan los municipios.

Hasta la fecha, la Generalitat ha destinado en la legislatura 1.218 millones a los ayuntamientos. Entre las actuaciones que se incluyen en esa partida se encuentra el Fondo de Cooperación Municipal, los programas de empleo Avalem, Xarxa Llibres o el dinero que ya está comprometido con los alcaldes dentro del Pla Edificant.

Además, en el acto ha anunciado que desde ayer está en fase de exposición pública un Decreto Ley para garantizar la prestación de servicios públicos básicos en los municipios en situación de emergencia social, como es el caso de la despoblación, o económica (aquellos cuya carga financiera supera el 110% de sus ingresos corrientes).

Sobre la emergencia social, se trata de evitar que para muchos ayuntamientos pequeños o de baja densidad de población sea un problema el mantener abiertas residencias de la tercera edad y centros de día; servicios educativos y culturales, como escuelas infantiles; instalaciones deportivas o espacios culturales y otros servicios necesarios para los ciudadanos. En definitiva, que el acceso a estos servicios no esté condicionado por el lugar de residencia de los valencianos.

Sobre los municipios con problemas económicos, las medidas permitirán la reducción de la carga en un periodo de cinco años mediante ayudas y también abrirán la posibilidad de comprar activos a los municipios, con la opción de éstos puedan recuperarlos en un plazo de cinco años una vez superen el bache financiero. De este modo, se cambia liquidez por activos, manteniendo los municipios la opción de recuperar los activos que consideren estratégicos.

Son medidas para 140 municipios con riesgo de despoblación y otros 35 con dificultades financieras. Se prevé una inversión máxima de 240 millones en el periodo 2019-2023.

Suscríbete a nuestra newsletter